Seis pasos que debemos seguir para el desarrollo de una correcta estrategia digital

¿Qué pasos debo dar para diseñar mi estrategia digital?

estrategia-digital-empresa-autonomos

©BigStock

Actualizado 05 | 09 | 2016 10:03

Estrategia digital empresas

¿Qué pasos debo dar para diseñar mi estrategia digital?. Cada vez son más las pymes que deciden estar presentes en Internet en general y en las redes sociales en particular, para aprovechar así las muchas oportunidades que presentan los nuevos entornos digitales, entre ellas la internacionalización de los productos. Sin embargo esta labor no debe llevarse a cabo sin un conocimiento adecuado sobre cuáles son las posibilidades que se nos presentan y la definición de un proceso medido y estudiado.

Estos son los seis pasos que debemos seguir para el desarrollo de una correcta estrategia digital, y que desde la Escuela internacional de Comunicación explicaremos en nuestro Curso de Comunicación Digital para PYMES.

  1. Definición de públicos y necesidades del producto. 

Antes de tomar cualquier decisión, debemos tener claras las características que definen a nuestro público objetivo, así como sus hábitos de consumo de información. Por otro lado, es importante tener claro qué necesita saber de nuestro producto el potencial comprador para tomar la decisión de compra. Es decir, si basta con que sea visto en una imagen estática, si necesitará video, si sería bueno acompañarlo de una larga descripción o será fundamental probarlo. 

  1. Página web y e-commerce. 

Uno de los errores más comunes es crear perfiles en redes sociales sin disponer de una buena página web. En muchos casos no se necesita una web demasiado elaborada, pero es fundamental disponer de un site que sirva de base y referencia para los siguientes pasos.  Por otro lado, si nos decantamos por la venta online, será necesario seleccionar una plataforma de e-commerce que acompañe a la web. Si buscamos algo sencillo, WordPress y WooCommerce respectivamente podrían ser dos buenas opciones.

  1. Elección de redes sociales. 

Con las característica definidas en el primer punto es necesario elegir las redes sociales en las que preferimos estar. En este sentido, es importante escoger solo aquellas que sepamos que vamos a poder mantener. De nada sirve estar presentes en numerosas redes si luego están desatendidas. Twitter y Facebook son las que ofrecen una mayor variedad de públicos, y YouTube e Instagram se posicionan como las idóneas para ofrecer un mejor contenido audiovisual. 

  1. Establecimiento de objetivos temporales.

Casi en paralelo con el paso anterior, debemos definir cada cuanto actualizaremos las redes y qué tipo de contenido subiremos en cada momento. Para llevar a cabo este paso se necesita constancia, un fuerte compromiso con la actualización y saber  los hábitos de consumo que especificábamos en el primer paso. Durante los primeros meses se necesitará actualizarlo cada más tiempo, y luego los periodos de actualización podrán ampliarse.

  1. Medición de resultados. 

Es fundamental observar de manera constante los rangos de visitas en web y las respuestas en redes sociales, poniendo especial atención en los contenidos que tienen un mayor éxito y los que menos. Además debemos tratar de trazar perfiles de las personas que nos realizan seguimiento en las redes, para identificar al tipo de público que estamos llegando.

  1. Respuesta en redes sociales. 

Aunque supone un gran sacrificio, las respuestas en redes sociales deben darse con la mayor celeridad posible. Cada vez son más los usuarios que interactúan con las empresas en las redes y buscan una respuesta rápida y clara, que además será leída por otros muchos usuarios. Para dar una respuesta efectiva, es aconsejable que la persona que gestione las redes tenga el respaldo y la confianza de la dirección.