No importa si lo haces en Microsoft Teams o en la sala de descanso de la oficina.

4 formas de destruir tu credibilidad profesional

©BigStock

Actualizado 10 | 06 | 2021 10:23

Credibilidad profesional

La forma en que trabajamos está cambiando, pero eso no es lo único que cambia en el lugar de trabajo: tu credibilidad con tus compañeros de trabajo también puede cambiar, y puede suceder más rápido de lo que crees.

Haz algunos comentarios en voz alta, reprende demasiado a tus compañeros o inventa algunos hechos, y serás condenado al ostracismo como alguien que carece de credibilidad. No importa si lo haces en Microsoft Teams o en la sala de descanso de la oficina.

Para ayudarte a pensar si las palabras que dices y las actitudes que adoptas en el trabajo hacen que las personas cuestionen tus habilidades, aquí tienes una lista de las formas más rápidas y eficientes de destruir tu credibilidad profesional.

  1. Anunciar tu propio éxito constantemente: ¿Has notado que las personas que proclaman sus éxitos constantemente tienen un problema de imagen? El problema es que sabemos que no son tan impresionantes porque las personas que tienden a tener éxito nunca se jactan de ello. Al final, empezamos a pensar que la persona tiene algunas deficiencias y pierde credibilidad. Dudamos de su éxito porque habla mucho de ello. Si dejas de anunciar tu éxito y logras hitos importantes, estos siempre hablarán por sí mismos.
  1. Hablar mal de los demás: Si hablas mal de los demás, con el tiempo tus compañeros de trabajo comenzarán a darse cuenta de que es señal de que no puedes controlar lo que dices. Lamentablemente, este método de destruir la credibilidad está muy extendido y la gente a menudo no se da cuenta. Hablar mal destruye la credibilidad porque los compañeros de trabajo se preguntarán qué otros comentarios negativos estás diciendo, especialmente sobre ellos cuando no están presentes.
  1. Ten tu propia versión de los hechos: Los políticos suelen tener su propia versión de los hechos. Es posible que te sientas tentado a hacer lo mismo, inventando verdades a medias diseñadas para quedar mejor o evitar la culpa. Tal vez el éxito de ventas que promocionaste no fue tan pronunciado, o tal vez la campaña de marketing que realizaste no se volvió viral. Es fácil inflar tu ego y fingir que sabes de lo que estás hablando. Desafortunadamente, también es fácil verificar los hechos, porque los números no mienten y la mayoría de los colegas tampoco. Con el tiempo, la gente descubrirá que no dices la verdad y perderás credibilidad.
  1. Regaña a los demás sin cesar: La razón por la que reprender a la gente te hace perder credibilidad en una oficina tiene que ver con tu propio prestigio. Eventualmente, la reprimenda te convierte en el tipo de persona que, por lo general, regaña.

Me interesa

 


Cargando noticia...