Para cumplir con las expectativas de cómo se deben comportar en base a estereotipos

El coste emocional de las mujeres en el trabajo

coste-emocional-mujeres-trabajo

©Bigstock

Actualizado 06 | 11 | 2018 07:00

Trabajo emocional

El coste emocional que afrontan las mujeres de todos los niveles ocupacionales en sus respectivos lugares de trabajo tiene repercusiones para sus carreras y su bienestar.

De acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Applied Psychology, el trabajo emocional también existe en el lugar de trabajo y afecta desproporcionadamente a las mujeres.

El concepto no es nuevo. El trabajo emocional, en su contexto original, significaba actuar o manejar emociones para hacer que las personas que te rodean se sientan cómodas.

Los costes del trabajo emocional

Para cumplir con las expectativas, las mujeres a menudo asumen muchas de las tareas diarias y fomento de la cultura domésticas.

También estamos hablando sobre el trabajo emocional adicional que deben experimentar las mujeres para poder sonreír en el trabajo, para cumplir con las expectativas de cómo se deben comportar en el trabajo en base a esos estereotipos.

Pero todo eso, sonreir y cuidar de los demás, requiere tiempo y energía. Y no les está ayudando a avanzar. Esto no ayuda a ascender en la escala corporativa porque a nadie le importa.

Además, les está quitando tiempo al trabajo de alto valor, que puede ayudar a las mujeres a asumir roles de liderazgo, sin mencionar que es posible que deban dedicar tiempo adicional solo para compensar lo que se perdió.

Cuando las mujeres no cumplen con los comportamientos que se espera de ellas, a menudo son castigadas. Si se espera que sea compasiva y en su lugar actúa con fuerza, lo más probable es que se la califique de “brusca” o “indiferente” en lugar de “decisiva”.

El estudio también encontró que:

  • No gustan las mujeres que tienen éxito en los dominios masculinos
  • Las mujeres que se promocionan son menos deseables
  • Las mujeres que negocian un mayor salario son penalizadas
  • Las mujeres con carácter reciben un estatus más bajo

Es un ciclo peligroso y es difícil saber exactamente de dónde proviene el problema. ¿Es que las mujeres son de alguna manera más propensas a aceptar estas cosas o a ser voluntarias para estas cosas? Hay cierta literatura que podría sugerir que son ambas cosas.

De acuerdo con el estudio publicado en el Journal of Applied Psychology, cuando las mujeres y los hombres se comportan de manera altruista en el trabajo, los hombres reciben grandes elogios por hacerlo. Pero cuando las mujeres dan un paso adelante y hacen un esfuerzo adicional, se las juzga con más dureza.

Redistribuyendo las tareas

Es hora de liberar a las mujeres de las tareas adicionales de limpieza y cuidados del lugar de trabajo.

Algunos remedios son tan simples que parecen tontos, pero funcionan.

Los líderes y gerentes deben involucrarse y asegurarse de que la distribución de ese tipo de tareas, como la preparación del café de la mañana, sea asumida por todos.

Una vez que te das cuenta, es como ver un mundo diferente que no estábamos viendo antes. Somos peces nadando en aguas sexistas. Cuando salimos de este medio, y vemos en lo que hemos estado nadando, es una revelación.

Puede ser bastante enriquecedor, no solo para las mujeres sino también para los hombres, darse cuenta de lo que está pasando y también para darles las herramientas que necesitan para mostrar respeto a sus compañeras de trabajo.

Te interesa:


Cargando noticia...