Esta evolución tecnológica conducirá a cambios sociales sustanciales

Cómo cambiará el mundo la quinta generación digital 5G

como-cambiara-mundo-quinta-generacion-digital-5g

©BigStock

Actualizado 29 | 06 | 2018 08:56

5G

Estamos al borde de una nueva era de interconexión, cuando la vida cotidiana de las personas en todo el planeta estará más estrechamente entrelazada que nunca. 

Los avances tecnológicos marcarán el comienzo de la era de la quinta generación, o 5G, de las telecomunicaciones. Y, si el pasado es el prólogo, esta evolución tecnológica conducirá a cambios sociales sustanciales.

La primera generación de comunicaciones móviles, con teléfonos del tamaño de un ladrillo, trajo a un puñado de usuarios costosas y a menudo poco fiables llamadas de voz analógicas. La segunda generación presentó el servicio de voz digital, disponible para muchas más personas y, en última instancia, más barato de usar. 3G marcó el comienzo de Internet móvil, la informática móvil y la proliferación de aplicaciones. Mientras que 4G (a menudo llamado LTE) hizo posible todo lo que esperábamos de la banda ancha móvil: transmisión de video y audio; comunicación instantánea; la explosión de las redes sociales.

Damos toda esta conectividad por sentada, pero la ingeniería dentro del dispositivo en tu bolso o bolsillo de hoy en día hubiera parecido imposible hace menos de 20 años.

Entonces, ¿a dónde nos llevará 5G?

Piensa en un mundo en el que no solo las personas sino todas las cosas están conectadas: los automóviles conectados en las carreteras en las que se encuentran; médicos a los dispositivos sanitarios personales de sus pacientes; la realidad aumentada disponible para ayudar a las personas a comprar, aprender y explorar donde sea que estén. Esto requiere un aumento masivo en el nivel de conectividad.

5G es la respuesta tecnológica, haciendo posible miles de millones de conexiones nuevas y haciendo que esas conexiones sean seguras e instantáneas. 5G tendrá impacto en todas las industrias: automoción, atención médica, fabricación y distribución, servicios de emergencia, solo por nombrar algunos. Y 5G está diseñado a propósito para que estas industrias puedan aprovechar la conectividad móvil de una manera que no hubiera sido posible antes.

Pero el cambio generacional en las comunicaciones móviles no solo aparece de la noche a la mañana. Requiere un esfuerzo significativo en investigación y desarrollo y los recursos necesarios para apoyar ese esfuerzo. El trabajo en 4G llevó casi una década y los desafíos no fueron fáciles.

Uno de las decenas de miles de problemas que deben resolverse lo describe un ingeniero de Qualcomm, donde se inventó gran parte de esta tecnología:

“Cuando la señal sale de la estación base, puede sufrir una pérdida de hasta 130 decibelios antes de que llegue a tu teléfono móvil. Para poner esa pérdida en perspectiva, si consideras que la potencia de la señal transmitida es aproximadamente del tamaño de la Tierra, entonces la potencia de la señal recibida sería equivalente al tamaño de una pequeña bacteria”.

Esa es una tremenda pérdida de potencia, y requiere una ingeniería bastante impresionante para compensar el efecto de la pérdida en las palabras, imágenes y otros datos que enviamos y recibimos a través de las ondas de forma transparente, sin interrupciones e instantánea.

Cooperación internacional: lo que somos capaces de lograr

Pero no estábamos solos. La cooperación internacional de ingeniería que se utiliza en el desarrollo de un estándar de telecomunicaciones ilustra cuánto se puede lograr cuando diferentes gobiernos nacionales, comerciales y científicos trabajan juntos por el bien común.

Al igual que 3G y 4G, 5G es responsabilidad de la organización de establecimiento de estándares 3GPP, donde las pocas compañías que inventan tecnologías se unen con muchas, muchas más compañías que desarrollarán productos que implementan esas tecnologías.

Parémonos a pensar en este proceso por un momento: ingenieros de compañías inventoras rivales, fabricantes de productos rivales, operadores de redes inalámbricas rivales, todos de diferentes países y continentes, discutiendo, probando, esforzándose por perfeccionar decenas de miles de soluciones técnicas diferentes que finalmente conforman un estándar como 5G.

Juzgan cada solución técnica utilizando un enfoque basado en el mérito y el consenso. Este proceso ha sido la base de una revolución tecnológica que engendró una miríada de nuevas industrias, millones de nuevos empleos y más de un billón de dólares en crecimiento económico.

Es la fusión del interés propio comercial con el reconocimiento de que algunos problemas se resuelven mejor trabajando juntos. Y no es un mal modelo de comportamiento humano si queremos cumplir el objetivo del Foro Económico Mundial este año, de abordar los problemas de “un mundo fracturado”, tal y como se recoge en el informe del World Economic Forum Annual Meeting.

Implementación

Se espera que los beneficios y ventajas de la tecnología 5G estén disponibles en algún momento en 2019. Seguramente que 5G cambiará el mundo aún más profundamente que 3G y 4G; y que será tan revolucionario como la electricidad o el automóvil, beneficiando economías enteras y sociedades enteras.

Los países en desarrollo han rivalizado o superado a sus contrapartes industrializadas en beneficiarse del despliegue de la tecnología móvil, y hay muchas razones para pensar que 5G tendrá un efecto nivelador aún mayor que sus predecesores.

Los economistas estiman que el impacto económico global de 5G en nuevos bienes y servicios alcanzará los 12 billones de dólares en 2035, ya que 5G pasa de conectar la tecnología móvil de personas a personas e información, a conectar a las personas con todo.

Muchos de los beneficios probablemente aún no son evidentes para nosotros. Inicialmente, los operadores de redes inalámbricas se resistieron a las propuestas de dar a sus clientes acceso móvil a Internet, cuestionando por qué lo querrían. En los albores de la adopción de 4G nadie podría haber predicho los nuevos modelos comerciales que crecieron en la parte posterior de la banda ancha móvil, como Uber, Spotify y Facebook.

Ahora, según la Oficina Europea de Patentes, el número de solicitudes de patente relacionadas con “objetos conectados inteligentes” aumentó un 54% en los últimos tres años, lo que sugiere que nuevos inventos relacionados y aún desconocidos llegarán incluso antes de que 5G esté disponible.

Te interesa:


Cargando noticia...