Una evaluación independiente de habilidades y conocimientos profesionales

Certificar personas como fórmula para validar las competencias de los empleados

certificar-personas-como-formula-para-validar-las-competencias-de-los-empleados

©BigStock

Actualizado 11 | 10 | 2018 07:00

Certificación laboral

Nunca hay que dejar de aprender. La formación continua es clave para mantenerse al día en cualquier sector y escalar profesionalmente.

En el mundo laboral, cada vez más exigente y en constante movimiento, es esencial poder demostrar qué habilidades, conocimientos y competencias profesionales se poseen realmente.

Estar certificado significa que los conocimientos y habilidades adquiridas, tanto a nivel formativo como a través de la experiencia laboral, están vigentes, pues se verifican éstas y se realiza un examen de competencias.

En los últimos años es frecuente encontrarse con empresas que buscan certificar las competencias impartidas a sus empleados, al igual que las capacidades de los candidatos que postulan a sus puestos de trabajo.

¿Qué beneficios supone la certificación de personas para el empleado?

Principalmente, supone el acceso a un mercado laboral más amplio, lo que implica mayores oportunidades laborales.

Se pueden certificar competencias muy especializadas, concretamente en el sector industrial, cuyos conocimientos pueden haber sido obtenidos durante una formación o a través de la experiencia laboral, lo que supone puntualizar el perfil profesional.

Además, se trata de un reconocimiento internacional de las competencias profesionales, facilitando los trámites en lo que a movilidad se refiere.

Por último, el certificado obtenido será incluido en una plataforma online de libre consulta –Certipedia–, mediante la cual se puede demostrar la posesión de este certificado en una sencilla consulta.

¿Cómo certificarse?

Las competencias adquiridas en la formación y la experiencia obtenida durante la carrera laboral pueden ser certificadas.

Previamente se verificarán requisitos referentes a las horas, el procedimiento y al programa de las mismas, que serán validadas mediante un examen a través del cual certificar estas competencias.

¿Qué supone la certificación de personas para una empresa?

Por un lado, certificar las competencias de los trabajadores supone una mayor transparencia de cara a los clientes, pudiendo demostrar la experiencia y formación de los mismos, además del cumplimiento con todos los requisitos para ejercer un puesto determinado.

Por otro lado, para el trabajador certificar las competencias –fundamentalmente las más especializadas–le abre las puertas a un mercado más amplio, especializándose en sectores muy concretos.

En términos generales, se refuerza la imagen global de calidad y transparencia de la entidad.

Según Ricardo Duarte, director del área de Formación de TÜV Rheinland España, “la certificación de las competencias profesionales incrementa la competitividad profesional como valor añadido a la experiencia laboral, posibilitando también su reconocimiento nacional e internacional y, desde luego, el acceso un mercado laboral más amplio como profesional”.

Además, en ese sentido, “las empresas que apuestan en la calidad de sus servicios y productos a través del desarrollo competencial de sus colaboradores y su certificación, promueven de esta forma la marca, aportando una mayor visibilidad local, nacional e internacional como factor diferenciador hacia su mercado”.

Te interesa: