Lo más probable es que nos volvamos más y más eficientes

Así es como se ve el trabajo en 2100

asi-es-como-se-ve-el-trabajo-en-2100

©BigStock

Actualizado 03 | 09 | 2018 07:00

Trabajo futuro

Un negocio online, con sede en Londres, recientemente pidió a un par de futuristas que explorasen cómo será el lugar de trabajo de los años 2030 y 2100, y los resultados dan una imagen más completa de un mundo que ya está comenzando a surgir.

El trabajo ha evolucionado dramáticamente en los últimos 100, 50, incluso 10 años. Aunque tampoco hace falta ningún don para saber que la automatización marcará la evolución del trabajo futuro.

“Si nos fijamos en la forma en que vivimos al principio, cuando éramos nómadas, cuando resultaba muy importante la comunicación y las buenas relaciones con otras personas, creo que podemos usar esto como una metáfora de la forma en que organizaremos nuestra vida laboral en el futuro: necesitaremos estar en una ‘tribu’ en la que nos encontremos mejor para hacer las cosas juntas”, dijo Liselotte Lyngsø, socia fundadora de la consultora con sede en Copenhague Future Navigator.

Jubilando la jubilación

Lyngsø explica que lo más probable es que nos volvamos más y más eficientes. Como resultado, la mayoría de los humanos enfocarán su energía en encontrar soluciones a problemas que no pueden ser resueltos por una computadora.

” Eso significa que realmente tenemos que profundizar en las capacidades individuales, permitiendo a las personas hacer lo mejor que saben y vivir su potencial”.

El potencial humano, de acuerdo con Lyngsø, no constituye una buena práctica en la estructura actual del mercado de trabajo, y muchos de los cambios que se están llevando a cabo se basan en el esfuerzo continuo para maximizar las habilidades de las personas. Con ese fin, muchas de las estructuras actuales del espacio de trabajo cambiarán drásticamente, como la jornada laboral de 9 a 5, las oficinas tradicionales, las jerarquías rígidas o el concepto mismo de jubilación.

“No creo que trabajemos como solíamos hacerlo. También se trata de crear una vida sostenible para que no te quedes sin energía y puedas seguir trabajando durante más tiempo”.

En lugar de la edad de jubilación estándar, Lyngsø cree que habrá muchos descansos en la carrera profesional y una variedad de estructuras laborales alternativas que las personas pueden seguir con su estilo de vida, incluido el trabajo a tiempo parcial y por obra o servicio.

Trabajo en equipo

Lyngsø agrega que las herramientas y algoritmos de inteligencia artificial ayudarán a determinar el tamaño y la composición óptimos de los equipos de trabajo.

“Veremos todo un mosaico de diferentes formas de participar en el mercado laboral. En el futuro, se trata de lograr que el trabajo en equipo florezca”.

El futuro es femenino

Dado que las mujeres hoy en día tienen mayor nivel de formación que los hombres, Lyngsø cree que su representación en la fuerza de trabajo aumentará al 53% de participación en el empleo en el siglo 22.

Sin embargo, al ritmo actual, el Foro Económico Mundial predice que la brecha salarial de género no se cerrará durante 217 años, y se mantendrá en el 10% para el año 2100. Romper con esa línea de tendencia, según Lyngsø, requerirá una cambio significativo en la cultura.

“La igualdad de género no va a producirse por sí sola”, dice ella.

Menos trabajo, más juego

El equilibrio trabajo/vida va a ser más importante, especialmente cuando se cree en nuestras experiencias de vida, comenta la otra futurista, Yesim Kunter.

“La tecnología de hoy es todavía muy nueva. Para los niños que crecen hoy no será tan interesante, será algo normal, y no estarán interesados ​​en revisar su teléfono todo el tiempo. Buscarán más un equilibrio entre trabajo y vida”.

Redefiniendo el liderazgo

La visión de Lyngsø de un lugar de trabajo es que se centrará en equipos pequeños y descentralizados de los grupos más grandes y de las jerarquías rígidas. Por tanto, sugiere la redefinición de liderazgo, de tal manera que sea más fluido.

Para Kunter, “cada empresa tiene un factor de motivación diferente y esa energía interna creará el líder y la estructura de la empresa. Es difícil generalizar, pero probablemente hará que los verdaderos líderes trabajen, porque el verdadero líder es a quien se le sigue, no a la persona a la que se le asigna el rol de gerente”.

La única constante es el cambio

Si bien ambas futuristas se destacan por sus predicciones, las califican con una buena dosis de escepticismo, sugiriendo también formas en que sus visiones del futuro pueden fallar.

Te interesa: