Teletrabajo

El trabajo del futuro es el trabajo en remoto

trabajo-del-futuro-trabajo-remoto

©BigStock

Actualizado 28 | 03 | 2018 07:00

Teletrabajo

Las rutinas laborales están cambiando. No es una sensación, es una realidad que demuestran encuestas y estudios recientes. Se calcula que el 34% de las empresas de Reino Unido tendrán la mitad de su plantilla trabajando en remoto en 2020. Además, en Estados Unidos, ya hay más de 55 millones de profesionales que trabajan a distancia.

¿Y en España? Aunque con mayor lentitud que en otros países, aquí el trabajo en remoto también está comenzando a ser una realidad. Y cada vez, somos más los que apostamos por esta modalidad.

Desde hace varios años, en Lifestyle al Cuadrado y La Transformateca dirijo un equipo de 7 personas que trabajan completamente en remoto y puedo asegurarte que jamás volvería a la fórmula tradicional de trabajo presencial.

¿Las ventajas? Muchas, tanto para los empleados como para los CEO. Conciliar la vida familiar y profesional y tener flexibilidad de horarios son dos valores cada vez más apreciados y demandados por cualquier profesional.

Adiós a los atascos en el coche, a las largas horas perdidas en el transporte público y, en definitiva, a tener que condicionar la vida personal al trabajo. Si el empleado cumple los objetivos marcados, ¿qué importa desde dónde lo haga?

Entiendo que muchas pymes y pequeñas empresas todavía temen al trabajo en remoto, sobre todo cuando ya tienen una trayectoria, un equipo formado y unas rutinas establecidas. Pero esto no es un todo o nada.

Siempre se puede empezar por una fórmula híbrida, que permita a los empleados trabajar fuera solo unos días a la semana o, por ejemplo, en períodos vacacionales (Semana Santa, verano, Navidad, etc.), en los que mucha gente suele abandonar la ciudad para reunirse con su familia en sus lugares de origen.

Además, con una oficia en remoto o con la adopción de una fórmula híbrida, los costes fijos de la empresa caen en picado (alquiler de oficina, facturas, equipos, etc.).

Mi recomendación es que descartes cuanto antes los prejuicios que tengas acerca del teletrabajo porque no me cabe duda de que este es el modelo del futuro.

Voy a desmentirte algunos de los mitos que más suelo escuchar, para que revoluciones tu empresa y la lleves un paso más cerca de la verdadera transformación digital:

  • Mito Nº1. “Una empresa seria tiene siempre oficina”

No tener sede física puede que te parezca una fórmula algo arriesgada, no te culpo. Y, de hecho, si ya tienes tu oficina no se trata de mandarlo todo al garete y convertirte de repente en una pyme en remoto. Opta por una fórmula híbrida.

Pero si estás montando un negocio online y construyendo tu equipo, apuesta por el remoto al 100%. Tus trabajadores tendrán más flexibilidad, pero tú también. Podrás dirigir el equipo desde casa y contratar al mejor profesional, sin importar en qué lugar del mundo se encuentre. Y, de paso, te ahorrarás un buen pellizco en los costes.

Además, si te tranquiliza, ya hay grandes empresas sin oficinas, como por ejemplo, Buffer (con más de 70 empleados).

  • Mito Nº2. “Si no controlo a mis trabajadores, no cumplirán sus objetivos”

Este uno de los grandes mitos laborales de España. Parece que calentar la silla frente al ordenador es sinónimo de mayor productividad, cuando es justo lo contrario.

Paradójicamente, son los países que encabezan los índices de riqueza de Europa, en los que los trabajadores pasan menos horas en su jornada laboral. Dinamarca, Holanda o Alemania tienen las jornadas laborales más cortas, rondando las 30 o 34 horas semanales. Lo que se prima es el cumplimiento de los objetivos.

Quédate con un mensaje:el papel de un CEO, director o jefe de equipo no es ser el padre de los empleados, sino el líder. No necesitas tutorizarlos; necesitas confiar en las personas que contratas, que son adultas y responsables.

Abandona ese miedo a ver la silla vacía en la oficina.

  • Mito Nº3. “Los empleados en remoto no sabrán qué tareas hacer”

Tu papel es que sí lo sepan. De lo contrario, estarás haciendo mal tu trabajo.

En una empresa que apuesta por el teletrabajo, ya sea de forma parcial o completa, la planificación y gestión de tareas es todavía más importante que en las compañías tradicionales.

Establece responsables, objetivos, prioridades y fechas de entrega. Así cada trabajador sabrá en cada momento qué debe hacer.

  • Mito Nº4. “El trabajo en equipo a distancia es imposible”

La normalización del trabajo en remoto es proporcional a la mejora tecnológica de los últimos años. Grandes gigantes de Internet ypequeñas startups han desarrollado herramientas fantásticas para trabajar en equipo a distancia.

  • Mito Nº5. “El teletrabajo mata el contacto humano”

Otro de los grandes miedos del trabajo en remoto es perder el contacto personal y humano.

Si en tu caso, apuestas por una fórmula híbrida, que combine trabajo presencial y a distancia, el riesgo de que esto ocurra es realmente bajo. No pasa nada porque parte del equipo deje de verse las caras un par de días.Pero, si optas por una empresa 100% en remoto como es mi caso, te confirmo que este es un reto al que hay que poner solución.

En Lifestyle al Cuadrado y La Transformateca, por ejemplo, cada día hacemos pequeñas reuniones a través de videollamada en las que hablamos unos minutos tanto sobre las tareas que hay que realizar, como sobre nuestra vida personal (son una especie de máquina del café virtual).

Además, hacemos reuniones presenciales del equipo cada cierto tiempo para conectar, interactuar físicamente y resolver temas que es más sencillo abordar cara a cara.

En definitiva, los trabajos de oficina interminables, cansados e inflexibles tienen los días contados.

La era digital no solo ha traído progresos para mejorar la vida cotidiana, sino también para avanzar a un nuevo modelo laboral que cambiará el trabajo y la movilidad profesional tal y como la conocemos hoy. Y solo hay algo que podamos hacer: adaptarnos.