Que las personas confíen en la empresa es determinante para que éstos ofrezcan de forma voluntaria sus datos en Internet.

3 consejos para animar a los usuarios a compartir datos con las marcas

©Bigstock

Actualizado 21 | 11 | 2022 09:50

Compartir datos personales

Las cookies de terceros son una de las herramientas más utilizadas por los negocios online para realizar campañas de marketing ya que les ayudan a conocer mejor el comportamiento de sus visitantes. Sin embargo, tras el anuncio de Google de eliminar este sistema de recolección de datos en 2024, las estrategias de recopilación de zero y first-party data se han convertido en la mejor alternativa de recolección de datos para las marcas.

Los zero party-data son aquellos datos, que ofrecen de forma voluntaria los usuarios para mejorar su experiencia de usuario como, por ejemplo, su intención de compra o cómo quiere el cliente que la marca le conozca. Mientras que, los first party-data son aquellos datos que el cliente ofrece conscientemente a la marca para relacionarse con ella.

En poco más de un año las marcas dejarán de recibir información de las cookies de terceros. Por eso no sorprende que muchas empresas ya se estén preparando para este nuevo panorama desarrollando, de forma propia e independiente, estrategias de recopilación de zero y first-party data que les ayuden a conocer mejor a sus audiencias para ofrecerles experiencias de usuario personalizadas”, explica Antonio Molina, CMO de Qualifio.

Pero ¿cómo pueden las marcas animar a sus audiencias a ofrecer sus datos de forma voluntaria? Para responder a esta pregunta, Qualifio recoge tres consejos que los negocios online pueden poner en práctica para incentivar a sus usuarios a ofrecer información a través de la confianza:

  • Claridad y transparencia. Para que los usuarios confíen y ofrezcan información personal es importante que la estrategia de datos sea clara. Para ello, la web debe disponer de una política de privacidad que incluya toda la información necesaria para que los internautas sepan cómo se tratarán sus datos personales. Los visitantes de una web deben conocer y comprender los datos que se van a recopilar de ellos, por qué se hace y cómo se piensan utilizar.
  • Ofrece algún elemento de valor a cambio de los datos. Una buena forma de animar a tus visitantes a compartir sus datos es ofrecerles descuentos, premios, contenido de calidad, ofertas especiales, etc. Un ejemplo de esto los vemos en el Valencia CF que, unos meses antes de que se iniciara La Liga, lanzó una encuesta a sus seguidores en la que éstos tenían que votar cuál era su camiseta favorita del equipo de cara a la siguiente temporada, entrando en el sorteo de la misma.
  • Apuesta por el marketing interactivo. Los consumidores están más abiertos a compartir sus datos cuando se les ofrecen contenidos interactivos que les entretienen. L’Oreal utilizó está estrategia para el lanzamiento de la fragancia ‘Black Opium’ de Yves Saint Laurent al crear un juego en el que los participantes tenían que intercambiar un objeto para formar una fila o columna de, al menos, tres objetos idénticos (similar al Candy Crush). Con esta campaña, YSL consiguió atraer a potenciales clientes y convertirlos en consumidores.

Con estas estrategias las marcas recopilan first-party data y refuerzan su relación con el cliente, mejoran la experiencia de usuario y el engagement, conocen a su audiencia y recogen información con el consentimiento de los usuarios.

Me interesa


Cargando noticia...