El Premio Mejor Directivo del Año reconoce este 2016 el trabajo de Gregorio Méndez Ordóñez

Viajes Marsol, distinguida con el FAE de Oro 2016

FAE Burgos

©FAE Burgos

Actualizado 01 | 04 | 2016 12:38

A propuesta de la Asociación de Agencias de Viajes de Burgos (ABEAV),  la Junta Directiva de FAE ha aprobado esta mañana, por unanimidad, conceder el FAE de Oro 2016 a la empresa Viajes Marsol, en la figura de sus responsables, Mariano Esteban García, director general, y Agustín Blanco Bocos, director comercial.Además, el órgano de gobierno de la Confederación ha acordado también  la distinción Mejor Directivo del Año, que en esta sexta edición se entregará a Gregorio Méndez Ordóñez, consejero delegado del Grupo PROMECAL.

Estos premios serán entregados el próximo 19 de mayo, fecha en la que se celebrarán diferentes actos de reconocimiento a ambos galardonados y que culminará con un cóctel en el Fórum Evolución.

Viajes Marsol

La historia de Viajes Marsol es, desde sus comienzos, la historia del turismo de nuestro país. La firma nace en 1978 como consecuencia de la unión de diferentes empresas con un objetivo común: montar un autobús con destino a Benidorm y Costa del Sol. Por aquella época este objetivo, tan simple hoy en día, era realmente ambicioso, por lo que cuatro agencias de viajes burgalesas, todas ellas desaparecidas a día de hoy, deciden unirse para reducir costes y aunar esfuerzos en una iniciativa pionera en su momento.

A partir de entonces y durante los años siguientes, Viajes Marsol empieza a crecer fruto de ir añadiendo a estas operativas iniciales otras ciudades de origen, provincias limítrofes con Burgos en la mayoría de los casos, y a fomentar otros destinos de moda en esos momentos como Torremolinos, Lloret de Mar, etc.

Con oficinas ya en Madrid desde 1986, Oviedo desde 1990, y Bilbao desde 1992, y con una facturación ya interesante de 5 millones de euros, en 1993, la quiebra de varios socios precipita unos cambios fundamentales para el devenir de la empresa.

A pesar de disponer de una marca consolidada ya en el mercado y de una imagen privilegiada entre clientes, existe un pasivo importante en la compañía que pone en riesgo la supervivencia de la empresa. Es entonces cuando se gesta el punto de inflexión más importante de Viajes Marsol, pues son varios de los trabajadores de la empresa, quienes hacen una oferta de compra a los propietarios, creando una sociedad anónima laboral que propicia el nacimiento de la actual M.S. Viajes y que mantienen la marca comercial de Viajes Marsol.

De aquí en adelante, y durante los siguientes años, la firma se consolida y en la década de los 90 se abren nuevas delegaciones en ciudades como Barcelona, Torremolinos, Benidorm y Córdoba. Y ya a partir de 1997 Marsol cruza la frontera abriendo la primera delegación en Portugal, concretamente en Lisboa, y que posteriormente se completaría con las aperturas de Oporto y Coimbra.

Una década después, la facturación de Viajes Marsol se ha multiplicado por 12, estando en el 2001 por encima de los 60 millones de euros. Además,  Marsol se afianza como empresa de servicio turístico puerta a puerta llevando a los viajeros desde su ciudad hasta la puerta del hotel, a la par que comienza a hacerse un hueco importante en el mercado de circuitos por toda España.

Las últimas aperturas se producen a primeros del nuevo siglo con las oficinas de Zaragoza y Valencia, y hace cinco años se abre oficina en París para fortalecer la marca de la empresa en un destino tan complejo donde Viajes Marsol ya tenía presencia desde años atrás.

A partir del año 2005 la competencia directa cierra sus delegaciones con intención de centralizar sus servicios y ponen a visitadores comerciales en la calle supliendo estos cierres de oficinas. Sin embargo, Marsol continúa como única empresa que no cambió nunca su estructura y mantuvo todas las delegaciones con su respectivo departamento de reservas y comercial en cada Comunidad, en una apuesta decidida por el trato personalizado y cercano.

Hoy día todas las agencias de viajes de España son clientes de Marsol, desde agencias de viajes locales a grandes redes verticales (como por ejemplo, Viajes El Corte Inglés, y Grupo Globalia, con Halcón y Ecuador) Disponer desde hace ya más de 20 años de un departamento informático propio y no externalizado, ha permitido a la firma marcar sus propias prioridades y necesidades, derivando en la adaptación a nuevas tecnologías y en que Internet no fuera un enemigo sino un aliado de trabajo, siendo este otro de los grandes éxitos de la empresa.

Marsol hoy en día dispone de casi 200 integraciones informáticas con proveedores del sector, lo que le permite estar dentro de los principales bancos de camas a nivel mundial con más de 500.000 hoteles en todo el mundo. Además, es el primer touroperador nacional en circuitos y en facturación, siendo su posicionamiento ahora mismo estratégico y fundamental dentro del mercado turístico, sobre todo teniendo en cuenta que Marsol ha salido fortalecida con la reestructuración de su sector provocado por las crisis económicas y por un mercado que cambia y evoluciona constantemente.

El fuerte del negocio de Marsol es la reserva de hoteles, pero en mayor medida se ha ido preocupando cada vez más por proporcionar servicios añadidos de toda índole al cliente: transporte en autobús, tren o avión, visitas, servicios complementarios, alquiler de coches, etc., lo que le ha permitido luchar contra la agresividad de la venta por internet.

Hoy en día, en 2016, con más de 100 empleados y con una facturación cercana a los 100 millones de euros, Viajes Marsol sigue preparando las vacaciones anuales de más de 400.000 viajeros en España y 50.000 en Portugal, y ya desde hace unos años explora nuevos nichos de negocio que permitirán a la empresa seguir creciendo en nuevos servicios a los clientes.

El conocimiento de los gustos y preferencias vacacionales, la adaptación a los nuevos tiempos y su obsesión por la profesionalidad y el buen servicio son ejes fundamentales en el presente para que Marsol, empresa burgalesa orgullosa de su tierra y de sus gentes, siga llenando de ilusiones y buenos momentos el ocio de sus clientes.

Gregorio Méndez Ordóñez, Premio Mejor Directivo del Año 2016

Ingeniero de telecomunicaciones, el directivo burgalés Gregorio Méndez Ordóñez ha desarrollado su carrera profesional en el sector de los medios de comunicación.Consejero delegado del Grupo de Comunicación Promecal y consejero delegado mancomunado de Radio Televisión de Castilla y León, es también consejero delegado de Pubalsa (Publicaciones de Albacete).

En el año 2002, cuando se funda Grupo de Comunicación Promecal, asume la responsabilidad de ser el primer ejecutivo de la compañía, iniciándose a continuación la expansión del grupo por toda Castilla y León, Castilla la Mancha y Navarra. Diario de Burgos, cabecera insignia del grupo, celebra este año su 125 aniversario.

Méndez Ordóñez es, además, administrador único de Diario de Ávila, Diario de Burgos, Diario Palentino, Navarra Televisión,  Promecal Audiovisuales, Promecal Gestión, Agencia de Noticias Ical, La Tribuna de Toledo, La Tribuna de Ciudad Real, Ceres Comunicación Gráfica, Escrol, El Día de Valladolid, El Día de Soria, Diario de Burgos Taller de Impresión y Servicios de Prensa Comunes.

Tras un breve paso por Antena 3, en el año 1999, comienza el proyecto Canal 4 Castilla y León en paralelo con el de Antena 3 Castilla y León. Proyectos que, junto con el de Edigrup, sientan las bases de la actual televisión autonómica de Castilla y León, fundada en 2009.

Gregorio Méndez es además miembro del Comité Ejecutivo de aede (Asociación de Editores de Diarios Españoles).