Diálogos de Internacionalización

El valor de la información como motor del éxito en la internacionalización empresarial

valor-informacion-motor-exito-internacionalizacion-empresarial

©BigStock

Actualizado 05 | 11 | 2018 14:00

Internacionalización empresarial

El pasado lunes 29 de octubre se celebró en la sede de ESADE los Diálogos de Internacionalización, un evento que puso el foco sobre el valor de la información como herramienta imprescindible para gestionar la internacionalización empresarial con éxito.

Tras la bienvenida de rigor a cargo del director de ESADE Madrid, Enrique Verdeguer, comenzó el diálogo entre los ponentes iniciado por José Antonio Teijelo, director de Internacional y Desarrollo Corporativo de Informa. Teijelo hizo referencia a una antigua portada de The Economist donde se comparaba la información como el nuevo petróleo, debido al valor en alza que ya empezaban a atesorar los datos para prever y conocer al detalle la realidad empresarial.

Precisamente, las nuevas tecnologías como el Big Data,  machine o deep learning ayudan a las empresas a gestionar y filtrar la información con el objetivo último de extraer tan solo lo esencial o pertinente.  Para ello, se disponen de dos componentes:

  • Data agreement, que incide en que las decisiones de una compañía se tomen de acuerdo a esa información extraída.
  • Customercentric; que constituye una estrategia centrada en conocer y satisfacer las necesidades del cliente a la hora de comercializar un producto. Esto último resulta especialmente relevante cuando se quieren conocer nuevos mercados para exportar un producto así como identificar riesgos y potenciales consumidores.

Como conclusión, Teijelo afirmó que el éxito de la gestión empresarial «no es disponer de más o menos información, sino saber extraerla para conseguir la satisfacción y experiencia del cliente».

José Luis Martín,CEO de BusinessGoOn, reflexionó sobre el papel de la transformación digital en el entorno empresarial y,a partir de una premisa similar -la información resulta vital para conocer los distintos mercados-, diferenció dos tipos de información:

  • Estática (pero válida)
  • Dinámica, que busca explicar el entorno digital «siempre cambiante» de un mercado concreto, y que hoy se obtiene a través de internet.

De igual forma, distinguió dos tipos de mercados:

  • Reales
  • Virtuales; para acceder a estos últimos,resulta imprescindible la información dinámica.

Por último, J.L. Martín afirmó que «las empresas no tienen que ser reactivas sino predictivas» y recalcó que «la mejor información que puede tener una empresa para fidelizar al cliente es conocer su grado de satisfacción».

María José Hernando,jefa de Unidad de Riesgo País de CESCE:

  • Defendió la necesidad de que las empresas conozcan aspectos esenciales como el riesgo político o la seguridad jurídica de los mercados a los que se dirigen.
  • A la hora de lanzarse al exterior e internacionalizarse, una empresa dirigirá sus inversiones conforme a la situación política existente o la seguridad jurídica disponible en un país particular. Por ello, Hernando añadió que«lo que hacemos en CESCE es conocer cuáles son las tendencias de la economía internacional».
  • En consideración que la información significa anticipación, Hernando explicó que el valor del análisis de Riesgo País reside en dos factores:

– Poner en contexto la rentabilidad y el riesgo de un negocio.

– Prevenir o mitigar el riesgo mediante distintas herramientas (como la seguridad de crédito a la exportación o los swaps).

  • Los países emergentes han experimentado un crecimiento generalizado y la normalización de las políticas económicas ha coadyuvado este proceso, tal y como ha podido advertirse con Turquía o Argentina.

María José Olmeda, responsable de Negocio Internacional de Globalcaja, afirmó que:

  • El dominio de la normativa internacional y la gestión de los datos derivados son cruciales para que las compañías, en su proceso de internacionalización, acometan operaciones sin perder margen comercial.
  • Cuando las empresas salen del entorno europeo y empiezan a vender en una moneda distinta al euro se enfrentan a un riesgo de tipo de cambio, lo que puede conllevar a una pérdida del margen comercial si no se dispone de la información pertinente respecto a ese riesgo, a pesar de que dicha empresa haya asumido con todos los costes del proceso de internacionalización.
  • Importancia de decidir el mercado meta: «no es lo mismo realizar una operación internacional en Francia que exportar a China». Olmeda aclaró que una operación así en Francia –u otro país miembro de la UE– no se considera siquiera ‘exportación’sino ‘entrega intracomunitaria’. Además, advirtió que un cliente francés no aceptará una forma de pago como, por ejemplo, un crédito documentario, dado que se entiende como una falta de confianza por parte del otro socio comercial. Para ello, existen otros métodos de cobertura; dicho cliente francés normalmente «pagará mediante una transferencia internacional o un LCR» (Coeficiente de Cobertura de Liquidez). Por otra parte,en una exportación a China existe una mayor desconfianza entre comprador y vendedor, por lo que el procedimiento usual consiste en la emisión de un aval por parte una entidad financiera –en este caso, un banco chino– así como la confirmación de la validez de dicha entidad.
  • Gran volatilidad del mercado de divisas, donde «el 90% de las operaciones son especulaciones y solo el 10% son operaciones reales». Debido a esto, se recalcó la importancia de estar al tanto de la actualidad económica y política que, indefectiblemente, «afecta a la moneda» y, por ende, «al poder de negociación con el cliente».

Por último, José Terreros, director general de IMEX, manifestó que:

  • Una empresa se hace más competitiva cuando sale al exterior.
  • La gestión de la información, posibilita una estrategia correcta en el proceso de internacionalización.
  • La información permite el testeo de un mercado exterior así como la posible penetración de una compañía. Esto se traduce en la necesidad de saber en un mercado particular las «opiniones y los sentimientos, y así saber si nuestro producto va a funcionar».
  • «La información no es sólo hacer acopio de datos sino que el valor de la información está en el correcto manejo que se haga después de ella». La satisfacción del cliente «se obtiene cuando la información sirve para incrementar su cuenta de resultados».