se analizó la propuesta de suprimir el "geo-blocking” -el bloqueo de contenidos online dependiendo de posición geográfica-

UEAPME, a favor de la armonización de la legislación europea en materia de propiedad intelectual para impulsar el mercado único digital

©FEPIME

Actualizado 06 | 04 | 2016 18:30

La Comisión de Asuntos Legales de UEAPME, que preside Maria Helena de Felipe, vicepresidenta de CEPYME y de la propia UEAPME (organización que representa a las pymes europeas) ha analizado en su última reunión diversos asuntos legales que incumben a las actividad de las pymes europeas, como la regulación de la propiedad intelectual y de las futuras normativas que proporcionarían apoyo a las pymes europeas  en este ámbito.

En este sentido, en el transcurso de la reunión se analizó la propuesta suprimir el “geo-blocking” -el bloqueo de contenidos online dependiendo de la posición geográfica del cliente- en la Unión Europea. El mercado digital, gracias a  su falta de barreras físicas, debería ser de los mercados mejor integrados. Sin embargo, esto no es así debido al “geo-blocking” y al copyright. UEAPME considera que armonizar la legislación europea en materia de IVA o en propiedad intelectual ayudaría a resolver el problema del “geo-blocking”.

Asimismo, en la reunión presidida por Mª Helena de Felipe se analizó una iniciativa para modificar el sistema de notificaciones de cambios que afecten a la Directiva de Servicios. Esta Directiva estipula que las reglas nacionales que restringen el establecimiento y la libertad de proveer servicios tendría que ser no-discriminativo, proporcional y justificado. Para asegurar que estas medidas regulatorias cumpliesen las condiciones y para prevenir nuevas barreras, la Directiva de Servicios introdujo un procedimiento por el cual los Estados Miembro deberían notificar a la Comisión si se realizaban cambios en leyes que afectasen a dicha directiva.

Pese a esta Directiva se han observado que, por un lado, existe una falta de notificaciones por parte de más de la mitad de los Estados miembro y, por otro, cuando se notifican los cambios en el reglamento éstos ya han sido adoptados. A raíz de estos problemas, la Comisión Europea ha mostrado gran interés en la opinión de las pymes europeas acerca de este sistema de notificaciones y de posibles mejoras.