Pero al igual que esta opción tiene beneficios, también tiene sus contra

¿Trabajar un día menos a la semana?

trabajar-dia-menos-semana

©BigStock

Actualizado 10 | 05 | 2019 07:00

Tendencias laborales

El trabajo y los entornos laborales están cambiando, sobre todo en esta última década. Algunos gurús y visionarios pronostican cambios radicales en la forma en la que trabajaremos de aquí a pocos años. En principio, las jornadas de trabajo de 8 horas y de lunes a viernes están quedándose anticuadas, y el teletrabajo está empezando a ser una opción más reconocida y aceptada.

La empresa de marketing digital Versam, por ejemplo, ha decidido cerrar sus puertas los miércoles para que sus empleados tengan un descanso de 3 días a la semana, y el salario sigue siendo de cinco días semanales. Muchos creen que de esta forma el volumen de trabajo, que sería el mismo, sería mayor durante los días de trabajo. Por decirlo de otra forma, los trabajadores tendrían menos tiempo para desempeñar la misma cantidad de tareas. Esta idea surgió cuando el personal de dicha empresa tuvo que reorganizar sus patrones de trabajo para ser más eficientes. “Si quiero tener el miércoles libre, debo organizar mejor mi semana”, declara la empleada Tiffany Schrauwen a una entrevista realizada por la BBC. Esta decisión se adoptó en julio del pasado año y desde entonces los ingresos de la compañía se han triplicado, según confirma su CEO y fundadora, Kath Blackham. “Somos conocidos por ofrecer un gran trabajo. Tenemos una tasa de rotación de personal muy baja y los equipos que hay formados son muy consistentes, lo que nos hace muy atractivos de cara a posibles socios comerciales” explica.

“Un descanso a mitad de semana permite que nuestros trabajadores vayan al gimnasio, trabajen en casa si lo desean, cuiden de sus hijos, programen citas o simplemente se queden viendo Netflix”, asegura la CEO. “Los resultados son muy buenos: los días de baja por enfermedad han bajado y la satisfacción de los empleados ha aumentado”.

La idea de elegir el miércoles como día de descanso surgió en una tanda de entrevistas que se hizo a los empleados para conocer su opinión. “Cerrar a mitad de semana hace más productivos a los trabajadores”, argumenta Jarrod Haar, responsable del área de Recursos Humanos. “El receso del miércoles consigue que llegues el jueves mucho más fresco”.

Perpetual Guardian es una empresa de Nueva Zelanda que realizó un estudio sobre este asunto y concluye que una jornada laboral de cuatro días aumenta la productividad y el compromiso de los trabajadores. A ellos les paso algo parecido que a la empresa Versam y tuvieron que hacer frente a una reorganización a consecuencia de una bajada importante en la productividad y la desmotivación de los empleados.

Pero al igual que esta opción tiene beneficios, también tiene sus contras. Por ejemplo en España, que existe una cifra muy alta de trabajo temporal, este sistema solo agravaría el problema, bajando sueldos y contratando a más gente por mucho menos dinero. Además, está la cuestión de las horas extra, tan normalizadas en nuestro país. Según la EPA (Encuesta de Población Activa), en España se hacen 6,4 millones de horas extra a la semana y casi la mitad de ellas sin la remuneración que corresponde.


Cargando noticia...