Hay dos tipos de Smart Working: el home office o teletrabajo y el trabajo fuera de la oficina

Qué es el Smart Working

smart-working

©BigStock

Actualizado 26 | 08 | 2019 07:00

Smart Working

Actualmente son muchas las empresas que se suman a una nueva forma de trabajar denominada Smart Working. 

El Smart Working consiste en una nueva alternativa de trabajo, donde la empresa pone las herramientas necesarias para que el empleado rinda al máximo y obtenga los mejores resultados. Además, con la aparición de nuevas formas de trabajar el empleado tiene más flexibilidad y la posibilidad de elegir el lugar y la forma de trabajar. A esto hay que añadir el uso de la tecnología, que aporta dispositivos móviles, ordenadores y la posibilidad de utilizar la nube como herramienta de trabajo.

Hay dos tipos de Smart Working: el home office o teletrabajo y el trabajo fuera de la oficina.

Nuevas formas de trabajar

El home office o teletrabajo implica trabajar desde casa, siempre con un espacio adecuado para ello. Pero no siempre es necesario trabajar en la oficina o en casa. Existe la posibilidad de una tercera opción, como puede ser una cafetería, una biblioteca, zonas comunes, un parque o una playa. Y esto es posible porque en la actualidad, para casi todo los trabajos se necesita solo de un ordenador portátil, acceso a internet y un sitio en el que acomodarse. Incluso para los trabajos y tareas más creativas es más recomendable a la hora de inspirarse y ser creativo estar en un lugar abierto. Este tipo de entornos abiertos también son favorables para ayudar a que el empleado esté relajado mientras trabaja y pueda desconectar cuando esté cansado o bloqueado.

Smart Working en Marketing Online

Esta forma de trabajar es más fácil de aplicar en sectores o áreas de marketing online o redes sociales, donde la naturaleza del trabajo es internet. El Smart Working puede entrañar riesgos como, por ejemplo, la distracción o la mala organización del horario, pero tiene también varias ventajas. Es obvio que trabajar desde casa supone para el trabajador un ahorro en el coste de transporte y tiempo, además de obtener una mayor productividad si se establece un horario determinado y una alto nivel de eficacia.

Por lo tanto, la productividad y el tiempo son dos factores determinantes en el Smart Working ya que no es lo mismo hacer 5 tareas en 1 hora que tan solo 2 en 7 horas. Este tiempo restante tras finalizar el trabajo es un plus para el empleado, además de su salario.

Ventajas para las empresas

En la parte empresarial, el Smart Working supone un ahorro de costes en infraestructura, mantenimiento, electricidad, espacio, etc. Pero la razón principal para que una empresa adopte esta forma de trabajo es el hecho de generar oportunidades laborales para atraer talentos que no quieren un trabajo de oficina o que encuentran dificultades para acudir a la empresa diariamente, así como para personas con movilidad reducida o con personas a su cargo. También la oportunidad de reclutar talento de otros países.

Productividad y calidad

Hoy por hoy el objetivo de las empresa y trabajadores no es cumplir con un horario de trabajo sino el de mejorar la productividad y la calidad, dando importancia a la flexibilidad. A través de ella, los empleados organizan sus jornadas de trabajo como ellos consideran mejor, perdiendo relevancia las horas que permanecen en la oficina.


Cargando noticia...