La privacidad personal se ha perdido, pero hay formas para limitar tu exposición

Seguridad en Internet: 10 maneras de mantenerte a salvo

seguridad-internet-maneras-mantenerte-a-salvo

©BigStock

Actualizado 17 | 03 | 2019 07:00

Seguridad Internet

Internet ha cambiado nuestras vidas de muchas maneras positivas, pero tiene un lado oscuro. La privacidad personal se ha perdido. Pero hay pasos que puedes dar para limitar tu exposición.

Imagina una gigantesca red global en la que se atrapan más de dos mil millones de moscas. La mayoría de esas criaturas desafortunadas no saben, sin embargo, que están atrapadas. Después de todo, vagaron alegremente, voluntariamente, en la web. Algunas de ellas incluso se imaginan que podrían escapar si quisieran.

Nosotros somos esos insectos. La única forma de escapar de nuestro apuro es renunciar al mundo de la manera en que lo hicieron los monjes trapenses. Dado que no vamos a hacer eso, debemos enfrentar la realidad: estamos atrapados en un sistema en el que todo lo que hacemos se monitoriza y registra, y en el que la privacidad es cosa del pasado. Todo lo que haces con los modernos equipos de comunicaciones deja un rastro digital. Y este camino es seguido con asiduidad no solo por las corporaciones gigantes, sino también por los gobiernos y sus servicios de seguridad, como lo ilustran vívidamente las revelaciones de Edward Snowden .

Lo que sorprende es cuán despreocupados parecen estar las personas acerca de esto. ¿Es porque desconocen el alcance y la amplitud de la vigilancia? ¿O es una extraña manifestación del síndrome de Estocolmo, esa extraña condición en la que los presos muestran sentimientos positivos hacia sus captores? Lo que hemos aprendido de las revelaciones de Snowden es que la escala y la capacidad de la vigilancia de la NSA son mucho mayores de lo que nadie podría imaginar. La mayoría de la gente había asumido que la mayoría de las comunicaciones no cifradas eran vulnerables y algunos especularon que algunas comunicaciones cifradas (por ejemplo, Skype) tenían una puerta trasera oculta para la NSA. Pero nadie se dio cuenta de que todas las tecnologías de encriptación que se utilizan habitualmente para proteger las transacciones en línea (https, SSL, VPN o encriptación 4G), además de todo lo que ocurre en Google, Microsoft, Facebook y Yahoo, han sido descifrados.

Lo que esto significa es que no se puede asumir que ninguna forma de comunicación electrónica manejada por compañías comerciales sea segura. E incluso se sospecha que alrededor del 90% de las comunicaciones enrutadas a través de la red TOR utilizan cifrado que también puede haber sido pirateado por la NSA.

¿Qué puedes hacer si eres alguien que se siente incómodo/a por estar atrapado/a en esta red? La respuesta honesta es que no hay una solución integral: si vas a utilizar teléfonos (móviles o fijos) e internet, entonces dejarás un rastro. Pero hay cosas que puedes hacer para que tus comunicaciones sean menos inseguras y tu rastro sea más difícil de seguir.

Aquí hay 10 ideas que podrías considerar.

Correo electrónico

Reconsidera tu configuración de correo electrónico. Supón que todos los servicios de correo electrónico “gratuitos” (Gmail, etc.) son sospechosos. Prepárate para pagar un servicio. También valdría la pena comprobar que tu organización no ha subcontratado discretamente tu correo electrónico y sistemas de TI a Google o Microsoft.

La verdadera dificultad con el correo electrónico es que si bien hay formas de mantener el contenido de los mensajes en privado (por ejemplo con la encriptación), los “metadatos” que van con el mensaje (el “sobre”, por así decirlo) pueden ser muy reveladores, y no hay forma de cifrar eso porque es necesario para el sistema de enrutamiento de Internet y está disponible para la mayoría de los servicios de seguridad sin una orden de registro.

Cifrado

Varias herramientas disponibles han eliminado la ciencia especial de cifrar (y descifrar) correos electrónicos y archivos. Este software codificará tus datos, pero no te protegerá de las autoridades gubernamentales.

Navegación web

Dado que la navegación es probablemente lo que más hacen los usuarios de Internet, vale la pena tomar en serio la seguridad y la privacidad del navegador. Si no estás contento/a en lo que respecta a los servicios de seguridad, puedes considerar el uso de herramientas gratuitas para ocultar tu flujo de clics. Y para protegerte contra los esfuerzos increíblemente descarados de las compañías comerciales para rastrear tu comportamiento en línea, debes, como mínimo, configurar tu navegador para que repela a muchos de estos posibles huéspedes .

Servicios en la nube

El mensaje de las revelaciones de Snowden es que debes evitar todos los servicios en la nube (Dropbox, iCloud, Evernote, etc.) que se encuentran en los EE. UU., el Reino Unido, Francia y otras jurisdicciones conocidas por ser tolerantes al espionaje al estilo de la NSA. Su suposición debe ser que cualquier cosa almacenada en tales sistemas sea potencialmente accesible para otros. Y si debes confiarles datos, asegúrate de que estén cifrados.

Almacenamiento y archivo de ficheros

Una opción que un número cada vez mayor de personas está explorando es ejecutar su propio servicio en la nube personal, pero en unidades conectadas a Internet que tu posees y controlas. Y si llevas datos confidenciales en una memoria USB, asegúrate de que esté cifrada.

Redes sociales

Si tienes que usarlas, no pongas tu fecha de nacimiento en tu perfil. ¿Por qué darles a los ladrones de identidad una oportunidad? Y recuerda que, independientemente de tu configuración de privacidad, no tienes control sobre la información que publican tus “amistades”.

Datos de localización

Procura evitar utilizar servicios que requieren información de ubicación.

Servicios inalámbricos

Desactiva Bluetooth de forma predeterminada en todos tus dispositivos móviles. Solo enciéndelo cuando necesites usarlo explícitamente. De lo contrario, encontrarás que se puede husmear en tu dispositivo. Del mismo modo, ten cuidado con el uso de wifi abierto en lugares públicos. Como mínimo, asegúrate de que cualquier sitio con el que interactúes utilice HTTPS en lugar de conexiones HTTP sin cifrar. Si no lo haces, cualquier persona cercana puede arreglárselas para ver todo lo que estás haciendo.

Seguridad personal

Olvida la contraseña, piensa en una frase como contraseña, es decir, en una oración sin sentido que recordarás, y haz algunas transformaciones en ella (quizás la primera y la tercera letras de cada palabra) para que puedas generar una contraseña más segura cada vez. O usa una aplicación de administración de contraseñas. Y si un servicio ofrece autenticación multifactor, haz uso de él.

Buscadores

Todos los grandes motores de búsqueda rastrean tu historial y te construyen perfiles para brindarte resultados personalizados basados ​​en tus búsquedas. Si deseas escapar de este “filtro” debes cambiar a un motor de búsqueda que no haga un seguimiento de tus consultas.

Te interesa:


Cargando noticia...