Alberto Resino | Técnico de PRL en PREVERLAB SPA

RRHH y las conversaciones en la organización

rrhh-las-conversaciones-la-organizacion

©BigStock

Actualizado 23 | 04 | 2018 07:00

Las empresas buscan cómo destacar en su sector cuya técnica y materiales está al alcance de todos, por lo que, al menos, una de las claves principales está en la potenciación del talento de sus empleados. En este sentido:   

  1. Las personas deben lograr las más altas tasas de productividad
  2. La organización del trabajo, los procesos de comunicación, el clima laboral son parte de la Prevención de Riesgos Laborales en su ámbito psicosocial.
  3. Conseguir personas capacitadas es la razón de ser de RRHH. Lograr un liderazgo que comunique dirección y motivación es su responsabilidad.

Y por eso podemos aprovechar la prevención de riesgos laborales como palanca de mejora y competitividad.

Con frecuencia cada cual va por su lado (operación/producción, PRL, RRHH…) y se atienden mal los objetivos de la organización porque falta visión (y gestión) estratégica. Con frecuencia en el puzle que es la organización los distintos departamentos tienen una visión pobre centrada en sí mismos las personas se sienten en desconexión. Falta compromiso y el resultado ya lo conocemos.

Hay que inundar las distintas áreas de la organización de un espíritu generoso que responda a la visión de conjunto y se esfuerce por el éxito global. Para eso hace falta un espíritu competitivo con uno mismo y altruista con los demás al mismo tiempo: capaz de mejorar el propio desempeño y capaz de aportar para el bien común a costa propia.

Los miedos dificultan esta generosidad y conducen a beligerancias y ostracismos contraproducentes. Por eso gestionarlos es tarea de RRHH. Porque tan importante como cada una de las piezas del puzle, tan importante como cada una de las piezas del engranaje, es la relación entre ellas.

Una organización de futuro necesita sintonía y sincronía. Y esto depende de cómo se relacionan, de cómo se comunican unas áreas con otras. Y la calidad de su comunicación depende de la calidad de las conversaciones de las personas que la integran. Así que una organización tendrá más éxito cuanto mejores sean sus conversaciones. Hagamos que las piezas encajen.

Es fácil si sabes cómo.

Etiquetas OpiniónRRHH