Los paros suponen la suspensión de 163 trenes de AVE y Larga Distancia y otros 391 de Media Distancia

Renfe garantiza el 77% de los trenes AVE para las dos huelgas de esta Semana Santa

©EuropaPress

Actualizado 21 | 03 | 2016 12:33

Renfe garantiza la circulación del 77% de los trenes AVE y Larga Distancia programados habitualmente durante las dos jornadas de huelga convocadas en la operadora esta Semana Santa, previstas para este miércoles, 23 de marzo, y el lunes 28.

Así lo establecen los servicios mínimos dictados por el Ministerio de Fomento ante estos paros con el fin de compatibilizar el derecho a la huelga con el derecho a los movilidad de los ciudadanos.

De esta forma, del total de 714 trenes AVE y Larga Distancia programados para las jornadas de huelga, circularán como servicios mínimos 551, lo que supone la suspensión de 163 trenes.

En cuanto al servicio de Media Distancia, los servicios esenciales garantizan la circulación del 65% de la oferta habitual, esto es, de 712 conexiones del total de 1.103 trayectos inicialmente programados para los días de paro, lo que lleva a suspender 391.

Respecto a Cercanías, los servicios mínimos contemplan la circulación del 50% de los trenes programados, un porcentaje que se eleva hasta el 75% en las ‘horas punta’.

Para los viajeros que tengan un billete en alguno de los trenes suprimidos por las huelgas, Renfe ofrece cambiarlo para viajar en otro en el horario “más aproximado al adquirido”. En caso de renunciar a viajar o cambiar la fecha del viajero, la compañía ofrece anular o cambiar el billete sin coste y a través de todo sus canales de venta.

“DÍAS DE EXCEPCIONAL MOVIMIENTO”

En su carta de servicios mínimos, Fomento asegura que el servicio de transporte de ferrocarril que presta Renfe debe considerarse “esencial”.

Además, señala que las huelgas “coinciden con el inicio y el fin de la Semana Santa” y además en “días laborales en gran parte de las comunidades autónomas”, con lo que afecta a todos los servicios ferroviarios, desde los de Cercanías hasta los de Larga Distancia.

En cuanto a estos últimos, Fomento indica que los paros coinciden con días de “excepcional movimiento de viajeros, que han comprado los billetes con gran antelación, al coincidir con la Semana Santa”.

“Por ello, en el caso de no establecerse servicios mínimos podría ocasionarse un especial trastorno a los usuarios del ferrocarril ya que, a pesar de la existencia de otros modos de transporte, no todos los trayectos quedan cubiertos, afectando fundamentalmente y de manera especial a las personas que no dispongan de vehículo propio”, argumenta el Ministerio en su resolución de servicios mínimo.

Los paros están convocados por parte de CC.OO., en el caso del miércoles 23 de marzo, y del sindicato de maquinistas Semaf, en el del lunes 28. No obstante, las dos formaciones pretenden protestar por el hecho de que el nuevo convenio colectivo de Renfe, firmado el pasado mes de diciembre, no haya aún entrado en vigor.