En realidad esta agenda es un eslabón más de un complejo engranaje que la Ley pone a disposición de los emprendedores

¿Quieres solicitar cita en una notaría? La agenda electrónica notarial te lo permitirá

©BigStock

Actualizado 23 | 03 | 2016 08:22

Javier Rios Valverde  |  @jriosvalverde
Notario de Linares (Jaén)

Hay veces en que, con las nuevas normas, quedamos sorprendidos. Eso es lo que me ha pasado con el Real Decreto que regula la llamada Agenda Electrónica Notarial. ¿Y eso qué es, se preguntarán muchos? Pues algo tan sencillo como que el notario disponga de una agenda electrónica que permitirá al ciudadano conocer online su disponibilidad y reservar citas. ¿Algo así como reservar hora para el médico? Pues sí, tan sencillo como eso.

La Agenda Electrónica Notarial ha quedado regulada en el ámbito de la creación de nuevas empresas con el objeto de permitir a quien va a constituir una sociedad varias cosas: elegir libremente notario, conocer las posibilidades de día y hora, reservar cita para el momento que se desee y comparecer finalmente en la notaría en la fecha elegida para formalizar la constitución de la sociedad.Cualquier ciudadano podrá acceder a ella a partir de un plazo máximo de tres meses, tal y como lo recoge el BOE.

En realidad esta agenda es un eslabón más de un complejo engranaje que la Ley pone a disposición de los emprendedores para facilitar y agilizar la creación de sociedades. La transmisión telemática de datos, el suministro de información a la notaría, la comunicación telemática de la escritura por el notario a todos los organismos públicos que deben intervenir (la Administración Tributaria para la asignación de un CIF, Registro Mercantil para la inscripción, la Hacienda autonómica para la liquidación del impuesto…) forman parte de un proceso destinado a un mismo fin: eliminar trabas y reducir al mínimo los tiempos para el emprendedor que quiera constituir una sociedad. Aunque como me decía un cliente asombrado por la rapidez del proceso, “luego me queda que venga el pintor, que me coloquen los cierres, que me den agua y luz y un largo etcétera de trámites. A ver si con suerte puedo empezar a trabajar en dos meses”. Aunque ciertas cosas sean muy lentas, por lo menos, en lo que respecta a la labor notarial, todo es muy ágil y seguro.

Ahora bien. Lo mismo que el microondas no ha acabado con el puchero o con el horno tradicional, no se puede olvidar que, al margen de la agenda electrónica, la notaría está abierta todos los días a disposición de los ciudadanos y que dentro de nuestras limitaciones humanas, atenderemos siempre a cualquier persona que acuda a nosotros, con cita previa o sin ella.

Etiquetas Notaria