Incrementar ventas

Qué hacer para mejorar los resultados

que-hacer-para-mejorar-los-resultados

©BigStock

Actualizado 13 | 02 | 2018 07:00

Incrementar ventas

Aunque lo más adecuado es tener un buen plan estratégico de marketing o de ventas, al menos conviene atender a unos cuantos consejos para adaptar adecuadamente el servicio o producto al mercado y mejorar los resultados.

Conocimiento del mercado, incluida la competencia

Ni que decir tiene que resulta imprescindible saber muy bien el valor y el costo de nuestros productos o servicios; entre otros motivos, porque esa es la clave para ajustarse lo mejor posible al mercado y poder competir en mejores condiciones. Por tanto, se debe conocer o, si no, investigar tanto la situación actual del mercado, como otros posibles escenarios (nuevos nichos de mercado, nuevos productos, ofertas, etc.).

Primar las ventas

Las ventas son el objetivo principal y las que nutren el negocio, por lo que deben tener prioridad en nuestras acciones. Para eso, entre otras cosas, es importante conseguir y mantener una buena relación calidad/precio en nuestra producción y oferta de productos o servicios.

Otro aspecto importante en el apartado de ventas es mantener la motivación del personal o plantilla. Un asunto que muchas veces no se tiene en cuenta o pasa desapercibido, creyendo que se trata de algo relativo al apartado de recursos humanos. Sin embargo, se debe procurar involucrar a todos en los objetivos de resultados ya que, con información, capacitación e incentivos, los trabajadores motivados dan una buena imagen y son un escaparate y posible hilo conductor del incremento de ventas.

Innovar para estar al día

Siguiendo el dicho de que, sobre todo en el mercado, hay que “renovarse o morir”, cualquier negocio o empresa que no siga o esté al tanto de las tendencias de su mercado puede no solo quedarse atrás sino dirigiéndose al traste. Además, si no se tienen en cuenta estas variaciones y circunstancias, muy posiblemente habrá quien sí lo haga, es decir, que la competencia siempre está dispuesta a tomar la delantera y las iniciativas adecuadas.

Diversificar la oferta y, también, la clientela

Cada vez está más claro que se debe diversificar la oferta de productos o servicios, así como también la clientela. Con ello se logra ampliar la demanda.

Así que, por un lado, el negocio no debe depender de algún cliente en particular, por lo que se aconseja que ninguno llegue a sobrepasar el 20% del volumen de ventas. Mientras que tampoco la estrategia de ventas debe basarse en un producto o servicio estrella, siendo más recomendable contar con una oferta amplia, más diversificada y que abarque más espectro del mercado.

Fidelizar la clientela

Otra máxima es que la clientela es fundamental, tanto conseguirla o captarla como, especialmente, mantenerla. Por lo que no se debe caer nunca en el error de perderla por ir en busca de otras posibilidades. No se trata del dicho “más vale pájaro en mano que ciento volando”, si no que, más bien, se trata de conseguir que nuestra clientela repita, por lo que tanto la venta como la postventa hay que cuidarlas mucho.