Antonio Garamendi en Antena3

El presidente de CEPYME: “La inseguridad política provoca que el empresario español esté retraído”

presidente-de-cepyme-la-inseguridad-politica-provoca-que-el-empresario-espanol-este-retraido

©Antena3

Actualizado 10 | 10 | 2016 12:44

La inseguridad política provoca que el empresario español esté retraído

El presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, reivindica que los empresarios llevan un año pidiendo que se forme Gobierno y rechazando terceras elecciones. “Empecemos a pensar en el bienestar sin estado en vez de en el estado del bienestar”, destaca. Asegura que las pymes no invierten por la inestabilidad que provoca la falta de Gobierno.

Garamendi ha señalado que el periodo de inestabilidad y bloqueo político en España, que dura casi un año, ha tenido un elevado coste en términos de oportunidades perdidas para las empresas españolas. En una entrevista mantenida esta mañana en el programa Espejo Público de Antena 3, el presidente de CEPYME ha señalado que esta situación es “muy preocupante para un país en el que el paro sigue siendo una prioridad y la principal preocupación.

En este sentido, Garamendi ha recordado que hay cuestiones urgentes, como la posible multa de 5.000 millones por parte de Bruselas; los 2.000 millones de los Fondos Estructurales que podrían perderse o el recorte en áreas como la I+D+i, “esencial para el cambio de modelo empresarial en nuestro país”.

“Los empresarios –ha indicado Antonio Garamendi- necesitamos estabilidad, la inseguridad retrae la actividad”. Ello explica también, según ha indicado, la caída el crédito en los últimos meses, debido a una menor demanda por parte de las empresas, motivada por esta falta de expectativas claras.

La multa de Bruselas, la deuda de los fondos estructurales y los presupuestos de las Comunidades Autónomas son algunas de las partidas que empañan la seguridad del panorama político. Destaca que uno de los recortes más significativos se ha producido en materia de innnovación. Para Garamendi la cancelación de los viajes de los Reyes a Reino Unido, Inglaterra y Japón supone una pérdida de oportunidad para las empresas españolas.

“No sabemos si va a haber una reforma laboral o no, hay inseguridad que provoca que el empresario no sepa lo que tiene que hacer”, destaca. Mantiene que aunque la banca sí quiere dar créditos a las empresas, “los empresarios se retraen porque no saben donde van a parar“.