A la hora de escoger una u otra empresa, los consumidores tienen en cuenta diferentes aspectos

¿Por qué es tan importante la comunicación y atención al cliente?

©BigStock

Actualizado 17 | 06 | 2017 18:50

El mercado cada vez es más exigente, y los consumidores reclaman productos de mucha calidad, especializados y también un correcto trato y un servicio postventa impecable. Esto requiere que las empresas no solo se centren en ofrecer el mejor producto o servicio, sino que trabajen mucho la relación con sus clientes para conseguir una fidelización duradera.

En este post queremos hablarte de la importancia de la comunicación y atención al cliente dentro de una empresa para que la valores y sepas que aplicar estos consejos solo traerá beneficios a la compañía.

Importancia de la comunicación y atención al cliente

A la hora de escoger una u otra empresa, los consumidores tienen en cuenta diferentes aspectos. La adecuación del producto o servicio a sus necesidades o demandas es uno de los más importantes, pero también lo son la calidad, el buen precio o el trato de los empleados. Por eso, uno de los factores que más influyen en la fidelización es una buena atención y un servicio postventa de calidad, ya que el cliente sentirá una sensación de cercanía que hará que se plantee comprar más veces.

Guía gratuita: 

Características de una buena comunicación y atención al cliente

Estos son los aspectos más valorados por los clientes en la relación con una empresa:

  • Amabilidad: Los trabajadores deben tener una actitud impecable de cara al público, entendiendo sus demandas y trabajando siempre con respeto ante cualquier situación. Este es un aspecto muy valorado a la hora de tener en cuenta la labor de una empresa.
  • Rapidez: A los clientes les gusta que se les atienda con diligencia y en el menor tiempo posible, porque no quieren dedicar mucho tiempo a problemas surgidos de su compra, por eso hay que intentar priorizar la atención al máximo.
  • Proactividad: Los consumidores valoran que sea la empresa la que ponga todo de su parte para solucionar un problema, y no tener que hacer ellos todas las gestiones desde un principio.
  • Atención personalizada: Dirigiéndose exclusivamente al cliente y no poniendo en marcha el mismo protocolo para todos los problemas. Este es un aspecto que está adquiriendo cada vez más relevancia en el trato con el cliente.
  • Resultados positivos: Los clientes quedan satisfechos cuando el problema se soluciona de forma rápida, pero también cuando el resultado es el más satisfactorio para él. Es mejor evitar una lucha si con ello se consigue fidelizar al consumidor.

La comunicación y atención al cliente es una de las asignaturas pendientes de muchas empresas, que no prestan especial atención a este aspecto del que pueden derivar problemas de fidelización e incluso de imagen de marca. Todas las compañías deberían contar con un departamento de atención al cliente o al menos de algún profesional o contacto al que el consumidor se pueda dirigir si tiene alguna duda o problema. Además, deberían contar con un protocolo claro de actuación para que las soluciones sean lo más rápidas y satisfactorias posible para ambas partes.

La comunicación y atención al cliente son fundamentales en un mercado cada vez más exigente y competitivo, por eso no está de más que entiendas su valor y lo apliques en aquellas compañías de las que formes parte.

 

New Call-to-action