Una industria sólida como base para una Europa exitosa y orientada hacia el futuro

Política Industrial 2030: convertir los desafíos en oportunidades

politica-industrial-2030-convertir-desafios-oportunidades

©CepymeNews

Actualizado 27 | 06 | 2019 14:34

“Solo una industria fuerte, competitiva e innovadora en Europa podrá convertir los desafíos futuros en oportunidades. Esto allana el camino para un futuro europeo exitoso para 2030 y más allá ”, subrayó la presidenta de SMEunited, Ulrike Rabmer-Koller, en la publicación del informe que resume las recomendaciones para una política industrial europea renovada. El informe es el resultado de una mesa de trabajo de expertos de alto nivel para asesorar a la Comisión Europea sobre las respuestas políticas diseñadas para que la industria europea sea más competitiva y apta para los desafíos del futuro.
La presidenta de SMEunited, Ulrike Rabmer-Koller, participó como representante de las pymes en el grupo de expertos presidido por el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, y la Comisaria Elżbieta Bieńkowska.

Con los desarrollos geopolíticos actuales y los desafíos sociales, como el cambio climático y la transformación digital, mejorar la competitividad global es un tema clave para la industria europea. Las compañías exitosas están en posición de confrontar estos desafíos e innovar invirtiendo en nuevas tecnologías, digitalizando su base industrial y moviéndose hacia una economía circular sostenible y baja en carbono.

“Europa, por lo tanto, necesita una política industrial orientada hacia el futuro que concilie los objetivos económicos, sociales y ambientales y que cree las condiciones marco óptimas e internacionalmente competitivas para empresas de todos los tamaños, con especial consideración hacia las pymes”, señaló la presidenta de SMEunited. Esto incluye la realización del mercado único, un nuevo enfoque en las cadenas de valor estratégicas y una inversión constante en las redes de energía europeas y la infraestructura digital. El desarrollo de habilidades, la mejora de habilidades y la preparación de calificaciones, así como un mayor enfoque europeo en la investigación, el desarrollo y la innovación, son importantes impulsores clave que permiten esta transformación.

En vista de las crecientes tendencias proteccionistas en todo el mundo, Europa debe impulsar una política comercial ambiciosa, especialmente en relación con Estados Unidos y China, y mantener a la OMC como la fuerza reguladora central de un sistema multilateral de comercio. Una apertura recíproca y gradual de los mercados internacionales con reglas comerciales globales nuevas, justas y equilibradas es crucial para la innovación y la competitividad del sector industrial europeo.

En Europa, cerca de 2,1 millones de empresas están activas en el sector industrial, el 99,4% de las cuales son pymes que proporcionan el 45% del valor añadido. Las pymes europeas desempeñan un papel crucial en el sector de la industria y, por lo tanto, debe tenerse en cuenta su situación específica, proporcionándoles un marco legislativo moderno sin cargas administrativas innecesarias y un entorno facilitador que garantice el desarrollo de las habilidades adecuadas, apoyo financiero, infraestructuras sólidas y estandarización.


Cargando noticia...