CREX reforma tributaria Extremadura

La patronal extremeña asegura que la reforma tributaria planteada aumenta la presión fiscal y pide homogeneidad fiscal entre las comunidades autónomas

patronal-extremena-asegura-reforma-tributaria-planteada-aumenta-presion-fiscal-pide-homogeneidad-comunidades-autonomas

©CREEX

Actualizado 13 | 10 | 2016 19:19

La patronal extremeña asegura que la reforma tributaria planteada aumenta la presión fiscal

El secretario general de la Confederación Regional Empresarial Extremeña, Javier Peinado, compareció el pasado lunes en la Asamblea de Extremadura dentro del período informativo abierto sobre el proyecto de ley de Medidas Tributarias, Patrimoniales, Financieras y Administrativas de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Durante su intervención, el secretario general de la CREEX, ha asegurado que desde la patronal “creemos que esta reforma tributaria planteada no es buena para Extremadura en estos momentos y no obedece a lo que debería ser una reforma integral que es lo verdaderamente necesita la hacienda pública extremeña”.

Peinado ha argumentado que “vamos a reforma tributaria por año, y esto no es positivo, más sabiendo que Extremadura y los extremeños soportamos la mayor presión fiscal de España y hacemos el mayor esfuerzo al tener la renta per cápita más baja del país”.

El secretario general de los empresarios extremeños ha asegurado que las medidas propuestas en el proyecto de ley de Medidas Tributarias, Patrimoniales, Financieras y Administrativas de la Comunidad Autónoma de Extremadura “aumentan aún más la presión fiscal” y ha puesto en duda la recaudación neta contemplada en el citado proyecto.

Peinado ha afirmado que las medidas propuestas, que intentan recaudar en torno a los nueve millones de euros, dificultarían la actividad empresarial extremeña y ha pedido una homogeneidad fiscal entre todas las comunidades autónomas.

Medidas propuestas

El proyecto de ley incluye una reforma parcial de los impuestos de la Comunidad Autónoma (supresión de beneficios tributarios y revisión de gravámenes) y con él se pretende afrontar los compromisos de la Ley de Estabilidad y la reducción del déficit.

Entre otras medidas, se contempla un mínimo exento de 2 metros cúbicos por vivienda en el canon de saneamiento, con lo que se excluyen del gravamen las necesidades más básicas.

En cuanto al IRPF, se mantienen todas las deducciones en la cuota íntegra autonómica, salvo la que se refiere a la adquisición de segunda vivienda en el medio rural, con lo que se pretende recaudar 483.000 euros.

Respecto al impuesto de Patrimonio, se baja el mínimo exento de 700.000 a 500.000 euros, medida con la que se pretende recaudar 1,05 millones de euros; en el de Donaciones se suprimen las Bonificaciones del 99%, 95% y 90% (1 millón de recaudación); y en el de Actos Jurídicos Documentados se eleva al 1,5% el tipo de gravamen general y al 3% el que recae sobre escrituras públicas en las que se renuncia a la exención del IVA (6 millones de euros de recaudación).