Pagos electrónicos en pymes

Los pagos electrónicos en la vida cotidiana de una empresa

pagos-electronicos-vida-cotidiana-empresa

©BigStock

Actualizado 19 | 05 | 2017 09:26

Pagos con tarjeta

Realizar compras con tarjeta siempre supone una tranquilidad. Al hecho de no tener que preocuparnos por disponer de dinero en efectivo, se suma la seguridad que ofrecen y el control que podemos llevar de los gastos que realizamos con ella, además del poco espacio que ocupan.

Para las pymes, esta facilidad de uso se refleja en la posibilidad de conocer al minuto, y de una manera detallada, los pagos que se están realizando con la tarjeta de empresa. La conveniencia de los pagos electrónicos se refleja en la mayor agilidad y rapidez que ofrecen en cada transacción frente a otras modalidades tradicionales como llevar suelto en la cartera o tener que conocer el número de cuenta de nuestro proveedor o cliente.

En el día a día de una empresa existen multitud de gastos, y también imprevistos, que hacen que, en muchas ocasiones, los empleados tengan que adelantar su dinero.Esto supone una preocupación potencial ya que el ticket se puede perder. Si eso ocurre, no podremos demostrar este gasto para que nos lo reembolsen. Sin embargo, si disponemos de tarjeta de empresa este hándicap estaría superado, al igual que el descuadre de la caja por esos céntimos que siempre terminan quedándose en el camino. Con la tarjeta, la empresa sabrá cuánto gastamos en el momento sin que tengamos que prestar atención a los justificantes de compra y sin necesidad de usar dinero en efectivo que puede extraviarse.

A continuación una serie de razones y situaciones que muestran la mayor conveniencia de los pagos con tarjeta:

Pago a proveedores

Tener que reponer material de oficina es, a menudo, algo tedioso y más cuando en una pequeña empresa la misma persona tiene que hacer frentea esta tarea y a muchas otras que se enmarcan dentro de su actividad diaria.

Martes.10 de la mañana. Vas a imprimir la propuesta definitiva para un cliente y al llegar a la impresora compruebas que no quedan folios ni tinta. La presentación es en menos de dos horas, por lo que aunque llames a tu proveedor, será difícil que puedas tenerla impresa antes de que comience la reunión. Decides que la mejor opción es copiar el documento en un pendrive e imprimirlo en una copistería cercana. El pago lo realizas con la tarjeta de empresa y en pocos minutos vuelves a la oficina con la presentación lista. 

Una vez entregada la propuesta, decides ir a la cocina a tomar un café y hablar sobre vuestras impresiones de la reunión. Sin embargo, os encontráis con que apenas queda azúcar ni leche. Sabéis que aún queda mucha gente de la oficina por tomarse un descanso así que siendo previsores vais al ordenador y hacéis el pedido. Una vez elegidos los productos procedeis a pagarlo con la tarjeta de la empresa y en poco tiempo la nevera y la despensa volverán a estar llenas para que el ritmo habitual de la oficina siga. Vuestros compañeros os agradecerán la rapidez de la decisión.

Desplazamientos: taxis y gasolina

Llega el jueves, y nada más entrar por la puerta de la oficina aparece en la pantalla de tu móvil una alerta anunciando cambios en un día que en principio parecía tranquilo. A la entrega de un informe pendiente a última hora de la tarde se suman un desayuno y dos reuniones en la otra punta de la ciudad. Tienes pocos minutos para llegar a dicho desayuno así que bajas corriendo a la calle y solicitas un taxi. Lo único que tienes que hacer para abonar el trayecto es acercar tu tarjeta y pasarla por encima del dispositivo de pago. Desde la oficina podrán comprobar el gasto al instante. Acabado el desayuno, repites el proceso. Con tranquilidad y sin sorpresas.

En todos los casos se reduce el papeleo, se optimiza la gestión del tiempo y se puede comprobar tanto el saldo de la cuenta como los movimientos en el momento.

En definitiva, es posible tener una fotografía en tiempo real de la situación financiera. La facilidad, agilidad y rapidez de este medio de pagos implifica la gestión cotidiana de una empresa y facilita la vida de los empleados.