Las empresas y organizaciones deben impulsar sus procesos de digitalización

Nuevas técnicas de medición de la productividad de los empleados

Actualizado 08 | 04 | 2016 09:09

El sistema estándar o clásico de medición de la productividad basado en la división de la ganancia de una compañía en función del número de empleados se ha quedado obsoleto, o al menos resulta insuficiente hoy en día, puesto que no ayuda demasiado a detectar e implantar áreas de mejoras operativas, al menos en las empresas con pocos trabajadores o los pequeños negocios.

Cómo medir eficazmente la productividad de nuestros empleados. La digitalización es clave

Las empresas y organizaciones deben impulsar sus procesos de digitalización, así como conceptualizarlos y ejecutarlos en base a una estrategia bien definida, para ganar eficiencia y poder competir en un mercado cada vez más difícil y globalizado.

Por otro lado, la digitalización de una empresa debe ser integral y global, alcanzando también a lagestión y medición de la productividad, y convirtiéndose en el principal elemento para su modernización, mejora y optimización.

Claves para optimizar la medición de la productividad

Con el soporte de las nuevas tecnologías es posible llevar a cabo una serie de métodos y acciones que mejoren tanto los niveles de productividad de las empresas como su medición, seguimiento y control.

  • Basarse en unos indicadores (KPIs) objetivos y fiables. Para realizar un correcto seguimiento de la productividad de los empleados y, sobre todo, conocer el  avance de la transformación digital de la empresa es necesario definir indicadores cuantitativos y establecer los objetivos a alcanzar. Hay que dar prioridad a la calidad y seguimiento de esos KPIs por encima del número de indicadores utilizados. Un buen sistema es el SMART (Specific, Measurable, Achievable, Relevant, Time-bound).
  • Priorizar la medición cuantitativa de la productividad. Actualmente existen diversos software de productividad que revelan la contribución exacta de cada empleado en la producción de un producto o servicio, calculando promedios y permitiendo identificar áreas de mejora, pérdidas de tiempo, procesos ineficaces, etc.
  • Alinear objetivos. Un error muy común es establecer referencias de objetivos por departamentos o profesionales de una forma individual, sin que estén alineados con los objetivos generales de la empresa, lo que resta rentabilidad a las empresas y crea tensiones. Existen soluciones tecnológicas, como el balanced scorecard, muy útiles para la alineación y de objetivos y la asignación de tareas con un enfoque global.
  • Implicar a todos en la medición y mejora de la productividad. Es importante que la medición de la productividad no sea percibida por los empleados en una sola dirección o, peor aún, como una forma de fiscalización o control por parte del  empresario. Programas con iDoneThis están especialmente diseñados para crear un feedback entre los trabajadores, de manera que puedan por un lado auto controlarse y por otro lado compartir experiencias para evitar pérdidas de tiempo y ser más eficientes.