Asegurar un Internet abierto es un principio fundamental para impulsar y proteger el Internet que queremos

La neutralidad de Internet se aplicará de forma coherente en UE con las nuevas directrices

neutralidad-internet-europa

©CepymeNews

Actualizado 02 | 09 | 2016 09:32

Neutralidad Internet Europa

La Comisión Europea ha celebrado la publicación de las directrices aprobadas este martes por la Asociación Europea de Reguladores de Telecomunicaciones (BEREC) para aplicar las normas sobre neutralidad de la red y ha defendido que con ellas se aplicarán las reglas de una forma “coherente” en el conjunto de la Unión Europea.

Las normas comunitarias para garantizar la neutralidad de la red están en vigor desde el pasado 30 de abril, después de que la UE adoptara el reglamento relativo a las mismas en noviembre del pasado año.

Estas reglas obligan a las compañías que ofrecen acceso a Internet a tratar todo el tráfico de manera equitativa. Esto significa que no podrán bloquear o ralentizar deliberadamente la descarga o subida de contenidos, las aplicaciones de servicios operadores o receptores concretos, excepto en caso de orden judicial, para cumplir la ley, evitar la congestión de la red o combatir ataques cibernéticos.

Estas medidas de gestión de tráfico, además, deberán ser transparentes, no discriminatorias, proporcionadas y limitadas en el tiempo, en caso de ser necesarias.

En un comunicado, el comisario de Economía y Sociedad Digitales, Guenther Oettinger, ha destacado que las directrices de BEREC, que aglutina a los reguladores de los socios comunitarios, servirán de referencia para que las autoridades nacionales puedan determinar si una compañía o servicio público violan las normas de neutralidad e la red y si se deben iniciar procedimientos contra ellas.

De esta forma, ha destacado que las directrices garantizarán una aplicación “coherente” de la normativa en toda la UE. Asimismo, ha destacado que envían una “fuerte señal” al mercado sobre la capacidad de BEREC para apoyar y contribuir a la adopción de la regulación sobre el mercado único de telecomunicaciones.

“Asegurar un Internet abierto es un principio fundamental para impulsar y proteger el Internet que queremos. Es un medio para alcanzar el entorno adecuado para que la la economía y la sociedad digital incrementen la libertad de expresión”, ha añadido Oettinger.