Durante la jornada sobre Modernización del lenguaje jurídico, organizada por el Colegio de Registradores de España

El ministro de Justicia destaca la necesidad de claridad en el lenguaje jurídico

ministro-justicia-destaca-necesidad-claridad-lenguaje-juridico

©Colegio Registradores

Actualizado 09 | 03 | 2020 07:00

Lenguaje jurídico

El Ministro de Justicia inauguró la jornada sobre Modernización del lenguaje jurídico, organizada por el Colegio de Registradores de España. En su conferencia, Juan Carlos Campo anunció que se propone retomar “con determinación e inmediatez” el trabajo realizado por la Comisión para la Modernización del Lenguaje Jurídico que impulsó durante su etapa al frente de la  Secretaría de Estado de Justicia.

El ministro insistió que “la modernización de la Justicia exige una adaptación del lenguaje jurídico para romper los muros que la separan de la ciudadanía”, y añadió que “ciudadanía y justicia son un binomio inseparable”. En su intervención el titular de Justicia afirmó que la “democracia exige transparencia y claridad”, así como “argumentos comprensibles  y, por tanto, susceptibles de ser criticados”.

La decana del Colegio de Registradores, María Emilia Adán, destacó en su presentación de la jornada que “los profesionales del Derecho debemos comprometernos a expresarnos con claridad sin merma del rigor jurídico”, y se ha referido a que “los registradores contamos desde el año 2014 con una guía explicativa del significado de las cargas y gravámenes que se relacionan en las notas simples y certificaciones. Pretendemos hacer efectivo el derecho del ciudadano a entender”.

El catedrático de Lingüística General de la Universidad de León y miembro de la Real Academia Española, Salvador Gutiérrez Ordoñez, disertó sobre lengua y Derecho. En este sentido, explicó cómo en el lenguaje jurídico la lucha por la precisión lleva a la paradoja de la incomprensión por parte del destinatario, lo que definió como fracaso y abogó por las expresiones más simples como mejor forma de comprensión, a la vez que insistió en la necesidad de huir del lenguaje farragoso, de los términos arcaicos y de los párrafos muy largos.

La jornada concluyó con una mesa redonda sobre democratización del lenguaje jurídico, moderada por Carlos Berbell, director de Confilegal, quien señaló que “el derecho a comprender ha llegado para quedarse”.

La mesa contó con la participación de Beatriz Corredor, presidenta de Red Eléctrica de España, que en su intervención manifestó que “los tecnicismos, el argot o las expresiones en latín, han levantado un muro de incomprensión entre la Justicia y la sociedad que entre todos debemos derrumbar”. Estrella Montolío Durán, catedrática de Lengua Española de la Universidad de Barcelona y asesora de la Comisión Interministerial de Modernización del Discurso Jurídico, señaló que “la claridad del discurso jurídico no solo es deseable, sino que también es posible” y relató como la experiencia demuestra que los juristas que redactan de un modo claro se sienten más satisfechos en su quehacer cotidiano. Jesús María García Calderón, vocal de la Comisión para la Modernización del Lenguaje Jurídico y Fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, habló de la necesidad de que el buen jurista tenga una formación humanística y lingüística para luchar contra la oscuridad del lenguaje jurídico. María Jesús González-Espejo, directora del Instituto de Innovación Legal y experta en legal design thinking, subrayó que para lograr que los juristas hablen más claro primero es necesario cambiar la mentalidad de los propios juristas. “El derecho comprensible exige primero gestión del cambio”.

Te interesa


Cargando noticia...