Mejorar el proceso de contratación

5 maneras de mejorar el proceso de contratación

maneras-mejorar-proceso-contratacion

©BigStock

Actualizado 04 | 04 | 2018 07:00

Proceso de contratación

Según una encuesta reciente a 2.200 responsables de contratación, cerca de la mitad de las empresas necesitan contratar a más personas, pero tienen problemas para cubrir esos puestos con los candidatos adecuados.

Si tu empresa carece de procesos de contratación y/o de herramientas para ello, puede ser fácil tomar decisiones a este respecto que pueden tener repercusiones negativas.

Aquí traemos cinco maneras de mejorar positivamente tus resultados de contratación:

1. Definición

Hay que tomarse el tiempo necesario para definir cada etapa del proceso de contratación y pensar en cómo, llegado el caso, puede tener que diferir. Esto ayudará a adaptar mejor la evaluación de cada candidato/a a las expectativas de la empresa, así como a un rol en particular.

A principios de este año, Google examinó un conjunto de sus propios datos de selección para descubrir el número óptimo de entrevistas necesarias en el proceso de contratación y para evaluar si un candidato era adecuado para Google. El análisis estadístico mostró que cuatro entrevistas fueron suficientes para predecir, con un 86% de confianza, si alguien debería ser contratado. Por supuesto, el proceso de contratación de cada empresa varía según el tamaño, la función o el sector; así, algunos negocios requieren el doble de ese número de entrevistas, mientras que otros sólo pueden necesitar una.

2. Difusión

Para muchas empresas, el proceso de selección y contratación de candidatos es uno de los que más tiempo les hacen perder.

Procurar que tus demandas sean descubiertas y atendidas por la gente que está buscando trabajo es una parte importante de atraer el mejor talento.

3. Discreción 

Para ayudar a acelerar las entrevistas y demás partes del proceso de selección, algunas compañías utilizan un enfoque denominado “proceso silencioso” o “discreto”, según el cual se reduce el ruido y las posibles contaminaciones, permitiendo así a los responsables de recursos humanos discutir sobre los candidato o candidatas hasta que envían su propuesta.

4. Retroalimentación

Más allá de la rapidez en la propuesta, es más importante recibir evaluaciones de calidad. Para ello, hay que asegurarse de que los responsables de selección sepan describir de forma clara sus conclusiones y tratar de evitar errores comunes, tales como:

  • Declaraciones o resúmenes vagos del currículum de un candidato
  • Repetición de información, evaluaciones o cuestionarios, en lugar de dar ejemplos concretos
  • Distraerse con la personalidad o evaluar los atributos no relacionados con el trabajo

Una manera para centrarse en la entrevista de un candidato es asignarle un tema específico para escribir. Mantener una retroalimentación por escrito ayuda no solo a tomar decisiones de contratación, sino que también al seguimiento de candidatos para su consideración futura. Incluso si no se contrata a alguien para un puesto en particular, esa persona puede ajustarse bien a otra posible plaza.

5. Reducir los procesos internos

No manejar el proceso de contratación de manera efectiva puede ser una gran pérdida de tiempo, especialmente a medida que a los reclutadores les lleva más tiempo encontrar y contratar talento.

Si tu negocio se retrasa en tomar una decisión al respecto, también puede significar perder a un gran candidato.

Por lo que perderse por vericuetos, requisitos, pasos o papeleos internos puede ser doblemente contraproducente.