Estrés laboral, manejo efectivo del estrés

Manejo efectivo del estrés: 6 claves para aprovechar al máximo la hora de la comida

manejo-efectivo-estres-claves-aprovechar-al-maximo-hora-comida

©CepymeNews

Actualizado 26 | 09 | 2016 09:30

Estrés laboral: claves para aprovechar al máximo la hora de la comida

Pasamos mucho tiempo en la oficina. La hora de la comida es clave para desconectar y es también el momento oportuno para conseguir un manejo efectivo del estrés. Te damos 6 trucos para ayudarte a descansar en tu pausa y afrontar con energía el resto del día:

Cambiar de entorno

Para gestionar tu estrés de forma efectiva es importante respetar el horario de la comida. Una buena forma de asegurarte el descanso es cambiar de entorno, si tienes la oportunidad de salir a una cafetería o comer fuera de la oficina podrás convertir tu hora de la comida en un hábito más que saludable.

Conversar con otras personas

Aprovecha para hablar con tus colegas de trabajo. La interacción con otros compañeros puede ayudarte no sólo a desconectar, sino a convertir la hora del almuerzo en un momento placentero. Estrechar lazos y conocer más a fondo a las personas con las que pasas tantas horas cada día repercutirá en tu buen humor y en tu productividad laboral.

Conéctate “fuera de la oficina”

Un buen truco para manejar tu estrés de forma efectiva es desconectar del ambiente laboral y contactar con otras personas. Llama a algún amigo, habla con algún familiar, escribe un correo personal, contacta con un viejo conocido que viva por la zona. Sentirás que aprovechas el tiempo a la vez que tu mente descansa, porque se puede ser productivo y disfrutar de las vacaciones al mismo tiempo.

Planificar la jornada

No te saltes tu tiempo de descanso. Si sientes que tienes muchas tareas pendientes y no tienes tiempo “ni para comer”, cambia el chip y haz un alto en el camino. La hora de la comida es la ocasión perfecta para aprender el manejo efectivo del estrés: si estás sobrecargado, aprovecha para planificar el resto de tu jornada y verás que tu tensión disminuye.

Tómate tu tiempo

La hora de la comida es, ante todo, un tiempo destinado a comer. Muchas personas cometen el error de hacerlo a gran velocidad, lo que puede contribuir a aumentar tu estrés y reducir después tu capacidad de concentración. Sigue los consejos de los nutricionistas: come sin prisas y la cantidad adecuada (ni demasiado ni demasiado poco); si además apuestas por alimentos saludables tanto mejor para tu rendimiento y tu salud.

Camina, muévete

Reconócelo: pasas mucho tiempo sentado. La postura en la que habitualmente trabajamos (sentados en nuestro escritorio) provoca síntomas molestos como dolores de cuello y espalda o fatiga visual. Además, la falta de movimiento aumenta nuestras posibilidades de aumentar de peso. Aprovecha la hora de la comida para gestionar tu estrés y, de paso, caminar o moverte. Tu cuerpo lo necesita.