Los temporales contratados a través de ETT tienen mejores empleos que los contratados directamente por la empresa

Los trabajadores con mejores salarios son los indefinidos y entre los temporales, los de ETT tienen una retribución “mucho mayor”

BigStock

©BigStock

Actualizado 14 | 04 | 2016 15:58

La calidad del empleo en España se ha mantenido “bastante estable” en los últimos años y no ha sufrido “grandes cambios” como consecuencia de la crisis económica, según el Índice de Calidad del Empleo presentado este jueves por la asociación de agencias privadas de empleo, Asempleo, y la Universidad de Alcalá de Henares.

Así, de acuerdo con este indicador, la calidad del empleo mejoró algo hasta 2009 para volver después a los niveles de 2006, sin que haya experimentado variaciones significativas en el periodo comprendido entre 2006 y 2014.

Este índice cuantifica la calidad del empleo sirviéndose de la Encuesta de Población Activa (EPA) y de la muestra continua de vidas laborales y para ello analiza seis variables: condiciones de trabajo, cualificación y formación, conciliación, salarios, perspectivas profesionales y estabilidad en el empleo.

Aplicando esta herramienta al mercado laboral español, Asempleo y la Universidad de Alcalá concluyen que la calidad del empleo de los trabajadores indefinidos es mayor que la de los temporales. A su vez, los trabajadores temporales contratados directamente por las empresas tienen empleos de calidad inferior a la de los temporales contratados a través de empresas de trabajo temporal (ETT).

Los trabajadores con mejores salarios son los indefinidos y entre los temporales, los de ETT tienen una retribución “mucho mayor” que la de los temporales directos y muy próxima a la de los fijos, según el estudio. También las condiciones de trabajo de los temporales de ETT “superan ampliamente” a la de los temporales directos.

El perfil del trabajador que disfruta de una mayor calidad en su empleo se corresponde con el de un trabajador veterano, que ocupa un puesto no manual cualificado y con estudios superiores.

Este indicador considera un empleo de calidad a aquel que proporciona un nivel de ingresos adecuado para satisfacer las necesidades presentes y futuras; que ofrece autonomía y proporciona un sentimiento de utilidad; que da una percepción de estabilidad al trabajador así como formación continua, y que vela por la seguridad del empleo.