Recursos Humanos

Los tipos de personalidad que buscan las empresas

los-tipos-de-personalidad-que-buscan-las-empresas

©BigStock

Actualizado 24 | 08 | 2017 08:00

En los procesos de selección para un puesto determinado, hay muchos factores que entran en juego a la hora de aumentar las posibilidades de ser contratado.

La formación es lo primero en lo que se fija una empresa. Disponer de estudios relacionados con las habilidades que se piden es muy importante a la hora de pasar las primeras fases de un proceso de este tipo. Si te estás formando en determinadas disciplinas, tendrás ese frente cubierto, porque sabrás que tus conocimientos son los adecuados a la hora de optar a un puesto determinado.

La experiencia también es un indispensable en la toma de decisiones de este tipo. Haber desempeñado tareas de ese tipo con anterioridad también te ayudará a ganar puntos a la hora de ser seleccionado. Además, cuanto más se parezca el puesto y más describas tus labores anteriores más interés despertarás en el reclutador, por eso la forma en la que construyes tu currículum es crucial para ganar puntos.

Sin embargo, estos no son los dos únicos aspectos relevantes en la búsqueda de empleo. En un mercado cada vez más competitivo, los candidatos están muy preparados y es difícil seleccionar al mejor, por eso las empresas tienen en cuenta otro tipo de habilidades en sus decisiones. Hoy queremos hablarte de cómo tu personalidad influye en las opciones que tienes de ser contratado.

La importancia de la forma de ser de los trabajadores

Los tipos de personalidad de los empleados de una empresa van a influir mucho en la forma de trabajar, por eso las compañías prefieren no arriesgarse y trabajar durante el proceso de selección en la búsqueda de nuevos talentos que puedan encajar en el negocio. Estos son los rasgos que buscan los reclutadores en los candidatos y que te puede interesar potenciar:

  • Autocrítica: ¿Cómo reaccionas cuando sabes que te has equivocado? Algunas personas no son capaces de reconocer sus errores, pero si eres capaz de admitir que has fallado y utilizarlo para mejorar esos aspectos serás un buen activo por el que las empresas pueden apostar. Haz saber en tu entrevista de trabajo que lo importante no es hacerlo todo perfecto, sino saber mejorar día a día.
  • Capacidad analítica: ¿Eres de los que actúa sin pensar? Esto puede ocasionarte problemas tanto en el terreno personal como el profesional, por eso te recomendamos que a partir de ahora intentes reflexionar al máximo tus decisiones, te ayudará a desarrollar mucho mejor tu trabajo y a ser una apuesta importante para los puestos a los que optes.
  • Empatía: Se trata de la capacidad de ponerte en el lugar de otras personas, es decir, de entender qué piensan y sienten en cada momento para poder tener una reacción adecuada. Esto es útil tanto para tratar con compañeros como con clientes o proveedores, por eso es tan importante para las compañías.
  • Liderazgo: Para según qué puestos, contar con características de líder puede ser pertinente. Saber coordinar equipos, encontrar los puntos débiles y corregirlos y potenciar los fuertes es algo muy valorado, por eso poner en práctica estos aspectos puede ser un activo de valor por el que apostar.

Además de la formación y la experiencia, los diferentes tipos de personalidad de los candidatos son un rasgo importante a la hora de hacer una contratación. Si cuentas con alguna de estas habilidades o quieres potenciarlas, tendrás muchas posibilidades de ser valorado a la hora de optar a un puesto de trabajo determinado.