En concreto, este gasto anual equivale a 196 kilos de frutas y verduras por persona

Los españoles, segundos consumidores de fruta y verdura en el mundo, con un gasto anual de 454 euros

©BigStock

Actualizado 06 | 06 | 2016 11:58

Los españoles son los segundos consumidores de fruta y verdura en el mundo con un gasto medio en 2015 por persona de 454 euros, un 14% más que en 2014 y un crecimiento acumulado del 23% desde 2010, según el estudio ‘El consumo de alimentos básicos 2016’, realizado por EAE Business School (www.eae.es).

En concreto, este gasto anual equivale a 196 kilos de frutas y verduras por persona en 2015, lo que sitúa a los españoles en la segunda posición mundial de consumidores de fruta y verdura por persona, únicamente superados por los chinos.

El informe muestra que España es el cuarto mercado mundial en consumo de frutas y verduras con 20.956 millones de euros gastados en 2015, un 13% mas que en 2014 y un crecimiento acumulado del 22% desde 2010. En toneladas, el mercado español ocupa la cuarta posición mundial junto con Alemania e Italia, con un consumo de 9 millones de toneladas de frutas y verdura, una tonelada más que en 2014, por encima de países con economías mayores como Francia, Reino Unido o Canadá.

Por regiones, el estudio refleja que los españoles que más gastan en frutas y verduras son riojanos, castellano leoneses y navarros, con un gasto por habitante de 727 euros, 622 euros y 574 euros, respectivamente, y los que menos son madrileños, valencianos y andaluces, con cifras de gasto de 325 euros 391 euros y 407 euros, respectivamente.

Respecto al consumo de los lácteos, en España ascendió el pasado año a 7.401 millones de euros en 2015, por encima de países como India, México, Holanda o Australia. Esto supone un leve repunte del 0,3% respecto 2014, y un crecimiento acumulado del 10% en los últimos cinco años.

De esta forma, cada español invierte 160 euros en productos lácteos por persona, prácticamente el mismo consumo registrado en 2014, la cifra más baja de las cuatro grandes economías de la Unión Europea.

El estudio refleja que en España se invirtieron 2.415 millones de euros en leche en 2015, un 3% menos que en 2014, la cantidad más baja entre las grandes economías europeas. En litros, el consumo ascendió a los 3.195.

Además, España presenta también uno de los consumos por habitante más bajos, 52 euros, un consumo de 69 litros por habitante al año, cerca de los más bebedores (Irlanda, Holanda y Reino Unido).

Riojanos, castellano leoneses y navarros son los que más invierten en productos lácteos con un gastos por habitante de 257 euros, 220 euros y 203 euros, respectivamente, mientras que los menos bebedores son madrileños, valencianos y andaluces, con 115 euros, 138 euros y euros, respectivamente.

LOS ESPAÑOLES GASTAN 96 EUROS AL AÑO EN PAN Y BOLLERÍA

Por otro lado, España ocupa un lugar preferente en el sector del pan y la bollería como tercer mercado mundial, con un consumo total de 4.411 millones de euros en 2015, sólo superada por Alemania y China.

Cada español gasta 96 euros en pan y bollería al año, más que Reino Unido o Canadá. En el marcado nacional se consumieron 2.070 millones de kilogramos de pan y bollería en 2015, 45 kilogramos por habitante, un descenso del 8% respecto a lo registrado en 2009.

Respecto al consumo de pan y bollería son riojanos, castellano leoneses y navarros los que más gastan en Espana con 153 euros, 131 euros y 121 euros por persona, respectivamente, mientras que los más moderados son madrileños, valencianos y andaluces, con 68 euros, 82 euros y 86 euros, respectivamente.

La investigadora del Strategic Research Center y autora del informe, Marta Riera, ha subrayado que los hogares españoles “dedican la mayoría de su presupuesto a hogar y alimentación”. “En España se observa que en 2015 aumenta con fuerza el consumo de frutas y verduras, y se mantiene estable el de leche y productos lácteos, mientras que el consumo de pan y bollería retrocede ligeramente en los últimos anos, quizás fruto de una tendencia generalizada hacia un consumo de alimentos más sano y responsable”, ha recalcado.