El 95% de los empresarios y directivos españoles cree que la situación de la economía mejorará en los próximos 12 meses

Los directivos reclaman al próximo Gobierno menos burocracia y mayores esfuerzos en educación e innovación

BigStock

©BigStock

Actualizado 25 | 03 | 2016 10:23

Las empresas mantienen un moderado optimismo respecto a la evolución de la economía española en los próximos 12 meses, según se desprende del informe Perspectivas España de KPMG, en el que se han encuestado a más de 1.300 directivos y empresarios españoles.

Así, un 50% de ellos considera que en 2017 la situación de la economía será “mejor”, frente a un 44% que opina que estará en la misma situación y solo un 5% cree que empeorará.

No obstante, cabe destacar que las compañías de nuestro país parten de una valoración de la situación actual muy conservadora. En un entorno de incertidumbre a nivel internacional y alta volatilidad en los mercados, la mayoría de los encuestados (un 59%) considera que la situación actual de la economía española es “regular”, mientras que un 32% la califica de “buena”.

“En un mundo global y cada vez más interconectado, la evolución de la economía española estará claramente influenciada por lo que suceda más allá de nuestras fronteras. Pese a que las proyecciones son positivas, el escenario global obliga a ser cautos”, señala John Scott, presidente de KPMG en España y vicepresidente de la firma a nivel global.

La duodécima edición de este informe confirma el cambio de tendencia en el sentimiento del tejido empresarial español. Si hasta 2013 más del 80% de los encuestados tenía una visión negativa de la situación económica, a partir de aquel año las proyecciones más optimistas han ido aumentando

Transformarse e innovar: las prioridades de la empresa española

El contexto en el que se desenvuelven las empresas obliga a establecer unas prioridades estratégicas determinadas. La transformación de la compañía, referida a los cambios en la estructura, procesos, funciones y personas, es señalada por el 23% de los encuestados como la mayor prioridad en los próximos 12 meses. Le siguen la apuesta por la innovación y la tecnología (apuntada por un 20%), el desarrollado de nuevos productos y servicios (19%) y la expansión y crecimiento internacional (un 16%).

En este sentido, John Scott destaca que “el Big Data será probablemente una de las mayores fuentes de innovación y de creación de valor para las empresas. El aprovechamiento de los miles de millones de datos generados cada día en cualquier actividad abre unas posibilidades inmensas de desarrollo y generación de riqueza”.

Las respuestas de las empresas españolas también confirman que la internacionalización se ha convertido en una prioridad. La caída de la demanda interna durante los últimos años ha obligado a un buen número de compañías a buscar salidas en el exterior y, según se desprende de esta encuesta, un 75% del tejido empresarial ya opera fuera de nuestras fronteras o tiene planeado hacerlo. La Unión Europea, Latinoamérica y Norteamérica son, por este orden, los tres principales destinos hacia los que dirigen sus exportaciones.

Junto a las dudas sobre la evolución de la economía internacional, el actual entorno de incertidumbre legal y política condiciona la actividad de las empresas españolas. Así lo manifiestan tres de cada 10 encuestados, que señalan este factor como principal amenaza para sus negocios. Las tensiones geopolíticas y el debilitamiento de la Eurozona son considerados también como los principales factores de riesgo.

Las empresas piden además medidas a sus gobernantes para mejorar la situación actual. La mayor demanda que hacen al Ejecutivo central es la reducción de la burocracia, petición de un 22%. Además, un 21% reclama que el Gobierno dedique mayores esfuerzos a fomentar la educación, la formación y el desarrollo de competencias para poder disponer de una fuerza laboral más cualificada. En tercer y cuarto lugar, una de cada cinco empresas pide al Gobierno que ponga en marcha medidas para fomentar la innovación y lleve a cabo una reforma fiscal.