El sentimiento positivo refleja las expectativas de mejora de las condiciones empresariales

Las empresas, en su punto más optimista del año

BigStock

©BigStock

Actualizado 05 | 04 | 2016 10:39

El crecimiento en el sector servicios español se aceleró al final del primer trimestre del año, y tanto la actividad como los nuevos pedidos aumentaron a sus ritmos más rápidos en cuatro meses, según el PMI del sector servicios español que elabora Markit.

También se registró un aumento de los pedidos pendientes de realización, y unas mayores cargas de trabajo estimularon la creación de nuevos empleos. La tasa de inflación de los costes se mantuvo relativamente débil, pero las empresas aumentaron sus precios cobrados por primera vez desde octubre de 2015.

El Índice de Actividad Comercial ajustado estacionalmente se incrementó del nivel 54,1 registrado en febrero hasta el 55,3 en marzo, lo que supone el mayor aumento de la actividad desde noviembre de 2015. La actividad comercial se ha expandido ininterrumpidamente durante los últimos veintinueve meses, y el aumento de los nuevos pedidos y una mayor cartera de clientes soportaron el último incremento.

Los seis sectores principales cubiertos por el estudio registraron un crecimiento de la actividad, encabezados por el de transportes y almacenamientos. Este sector también registró los incrementos más rápidos de los nuevos pedidos y del empleo y a su vez se mantuvo como el más optimista.

De acuerdo con la tendencia de la actividad, los nuevos pedidos aumentaron a un ritmo más rápido en marzo en medio de indicios de mejora de la demanda de los clientes. La última expansión fue acentuada y sólo el sector de correos y telecomunicaciones registró un declive.

El aumento de los nuevos pedidos contribuyó a una acumulación de los pedidos pendientes de realización en las empresas del sector servicios español, tras registrar una reducción marginal en el mes anterior. Aunque de carácter modesto, el ritmo de alza de los pedidos por completar fue el más fuerte desde agosto de 2015.

En marzo se registró un nuevo sólido incremento del empleo, y la tasa de creación de empleo fue ligeramente superior a la observada en febrero. El aumento de los niveles de personal fue generalizado en los seis sectores estudiados.

La tasa de inflación de los costes, aunque se aceleró ligeramente en marzo, permaneció relativamente modesta. El aumento de los precios pagados se vinculó principalmente al alza de los costes laborales. El sector de alquileres y actividades empresariales registró el aumento más fuerte de los costes.

LAS EMPRESAS, EN SU PUNTO MÁS OPTIMISTA DEL AÑO

Mientras tanto, los precios cobrados se incrementaron por primera vez en cinco meses, aunque sólo ligeramente. El sector de hoteles y restaurantes y el de correos y telecomunicaciones aumentaron sus tarifas, pero el resto de los sectores redujeron los precios cobrados.

Las empresas se situaron en su punto más optimista en lo que va de año hasta la fecha en marzo, ya que casi la mitad de las firmas encuestadas prevén un crecimiento de la actividad a lo largo de los próximos doce meses.

El sentimiento positivo refleja las expectativas de mejora de las condiciones empresariales, un mayor aumento de los nuevos pedidos y expansiones de las empresas.