Casi el 60% de los pasivos afectados por concursos se concentra aún en el 'ladrillo'

Las empresas en concurso se reducen un 23% con menos trabajadores afectados

concursos-acreedores

©BigStock

Actualizado 28 | 06 | 2016 16:29

Concurso de acreedores y trabajadores

Las empresas declaradas en concurso de acreedores disminuyeron un 23,1% en 2015, hasta las 4.871, lo que también llevó aparejada una caída de los trabajadores afectados del 38,7%, según datos del Anuario Concursal 2015 del Colegio de Registradores de la Propiedad.

Además, las empresas que se adentraron en estos procesos fueron de menor tamaño, puesto que presentaron un pasivo de tres millones de euros, frente a los seis millones de 2014 y una plantilla de seis trabajadores, dos menos que un año antes. En suma, los pasivos totales afectados pasaron de 26,4 millones de euros en 2014 a los 8,2 millones de euros el pasado año.

Por sectores, el descenso de los trabajadores afectados por concursos fue especialmente llamativo en el caso de la construcción (73,8%), por delante de la agricultura y pesca (-58,3%) y el sector industrial (-57,1%).

En cuanto a la situación financiera, el 64,6% de las empresas que inició un proceso concursal en 2015 no generó recursos positivos, un porcentaje similar al de 2014 (64,3%). Como consecuencia, el 78,7% de las empresas concursadas tardaría 25 años o más en atender sus deudas, bajo el supuesto de que aplicaran la totalidad de los recursos que generan a pagarlas.

Otro dato indicativo de la pobre situación financiera de las empresas concursadas es que solamente el 10,2% (9,4% en 2014) denotaba capacidad financiera suficiente para alcanzar un convenio dentro de los límites marcados por la Ley concursal.

LA MAYORÍA DE LOS PROCESOS ACABAN EN LIQUIDACIÓN

El informe señala también que la proporción de convenios sobre el total de fases sucesivas iniciadas se mantiene estable en el 7,5%, por lo que el predominio de la liquidación como solución para la sociedad que entra en concurso se conforma como una característica estructural del sistema procesal español (92,5% de los casos).

De estas liquidaciones, el 80% fueron directas, el 4,9% se produjo tras un convenio aprobado y el 7,3% tras la apertura de una fase de convenio previa.

Por otro lado, los datos de los registradores confirman que las empresas que inician la fase de convenio, así como las que finalmente logran el acuerdo, cuentan con mayor edad y son patrimonialmente más grandes, a la vez que reflejan mayores cifras de negocio.

En relación a las expectativas de cobro de los acreedores ordinarios bajo el supuesto de cumplimiento íntegro de los pagos, en 2015 se produjo una leve mejoría, situándose dicha expectativa en el 51,7% de media.