La tendencia Soft heritage recupera el legado intangible de la cerámica

Actualizado 05 | 03 | 2019 13:08

Algunos de los nuevos modelos de ITT Ceramic y, especialmente de Creative, en pequeño formato, son un fiel ejemplo de esta corriente decorativa minimalista pero cálida

En los últimos tiempos asistimos a una recuperación de los clásicos productos cerámicos dentro de una tendencia que, según el Cuaderno de Tendencias Cerámicas del Observatorio Cerámico (ITC) 19/20, puede definirse como ‘Soft heritage’. Suavidad, delicadeza y minimalismo con toques cálidos protagonizan esta corriente decorativa, que supone una reinterpretación con gráficas depuradas y colores renovados. Así, en combinación con otros materiales naturales, se busca generar espacios propicios para la calma, el descanso, la reflexión e incluso la introspección. Por eso, se trata de una línea decorativa especialmente indicada para el hogar, pero también para otros hábitats, como hoteles, donde se busca especialmente sensaciones de confortable calidez y relax.

Esta tendencia cerámica, que simboliza el legado intangible del azulejo, camina de la mano del interiorismo minimalista, pero evitando ser resultar frío o impersonal.

En lo que respecta a materiales y gráficas,  siguiendo las pautas de la última edición del Cuaderno de Tendencias Cerámicas del Observatorio Cerámico, cabe destacar el protagonismo de los hidráulicos, uno de los emblemas de la cerámica más tradicional, que han experimentado un proceso de renovación sin precedentes. Buen ejemplo de ello sería la serie Chess, que reproduce la estética de los hidráulicos con un efecto plata en los bordes de la pieza y juega con el blanco y el negro y un diseño geométrico para vestir los ambientes con autenticidad cerámica. Otro emblema de baldosa hidráulica es el modelo Diamond. Con dos versiones (Graphite matt y Grana matt) y con un diseño que divide cada pieza en ocho triángulos, Diamond compone mosaicos con los que revestir suelos y paredes en su totalidad o de forma parcial para delimitar espacios.

En cuanto al color, esta tendencia enfatiza los matices típicos del barro cocido. Los tonos terracotta son fuente de inspiración total en este sentido. Y así se plasma en el modelo Potter, que rememora la labor de los alfareros y la cerámica artística tradicional, pero con todas las prestaciones técnicas de la cerámica actual.

También los tonos cálidos centran la tendencia Soft heritage. Combinados con azules y verdes generan un potencial decorativo muy apreciado en buena parte de los proyectos de interiorismo actuales. Esto precisamente puede apreciarse en los modelos Osaka, una impresionante versión del tradicional biselado japonés con un equilibrio completo entre volúmenes y texturas, y Poema, que simula el efecto craquelado y que con sus seis colores y dos decorados abre todo un espectro de combinaciones personalizadas.

Todos estos modelos se engloban en Creative, la nueva marca de ITT Ceramic presentada con un rotundo éxito en Cevisama 2019, y que tiene como principal misión rendir homenaje a la cerámica artesanal en pequeño formato.

Por último, cabe indicar que en la tendencia Soft  heritage el paso del tiempo es también un elemento clave. La cerámica con aspecto desgastado pasa así a una primera línea. Buen ejemplo de ello es el modelo Pompeia, con el que ITT Ceramic rememora parte de la historia y fusiona lo antiguo con lo contemporáneo, creando una renovada versión del cemento clásico. Otra serie a destacar en este capítulo es Siena, con un efecto envejecido y un marcado relieve, que simula con extraordinario realismo los pavimentos de las antiguas casas de la Toscana.

Etiquetas