Gracias al desarrollo de las comunicaciones las ciudades estarán cada vez más interconectadas

La sociedad del futuro hará un uso más eficiente del vehículo

©BigStock

Actualizado 12 | 03 | 2016 12:23

La forma en que las personas se desplazarán por las ciudades será muy diferente de como lo hacen ahora. Las nuevas tecnologías consolidarán el uso del coche compartido y harán que el transporte público sea más eficaz. Además, la conexión entre vehículos y los sensores en las calles propios de las ciudades inteligentes (smart cities) generarán grandes volúmenes de datos, o big data, que servirán a las administraciones para hacer una planificación integral del transporte público y privado y reducir la contaminación.

En 2020, unos 150 millones de vehículos estarán conectados vía wifi y del 60% al 75% de ellos podrán consumir, crear y compartir datos en la web, según estimaciones de la consultora Gartner. Para analizar todos estos cambios, nosotros y la compañía de gestión de flotas y vehículos LeasePlan hemos elaborado el estudio El futuro de la movilidad. El texto se ha centrado en los escenarios que dominarán el panorama español en los próximos años: las smart cities, las ciudades dormitorio y la movilidad empresarial.

Gracias al desarrollo de las comunicaciones y al aumento de la información disponible, las ciudades estarán cada vez más interconectadas. Así, las opciones de transporte disponibles para los usuarios, desde el transporte público hasta el coche compartido (carsharing), experimentarán mejoras en los servicios que ofrecen. “Las generaciones jóvenes ya no quieren tener su propio coche como un símbolo de libertad sino que entienden que esta libertad está en la posibilidad de elegir la opción que mejor se adapta a sus necesidades en cada momento”, explica nuestra consultora de Ideas y responsable del proyecto, Elena Rodríguez.

Esta nueva forma de entender la libertad acarrea la necesidad de que el carsharing amplíe su gama de vehículos y servicios para poder cubrir la necesidad de desplazamiento de cada ciudadano y contribuya a gestionar tráfico de entrada en las ciudades concéntricas.

Otro de los cambios que experimentarán las ciudades será el aumento de vehículos que no dependan de combustibles fósiles como el coche eléctrico y el de hidrógeno. Aunque de momento su penetración en las grandes urbes españolas es escasa, se observa una tendencia creciente en su adquisición. En el informe se destaca que durante el 2013 se vendieron en España 811 vehículos eléctricos, un 85,5% más que el año anterior. Para potenciar su uso, el estudio recomienda a las administraciones a promocionar su compra y crear las infraestructuras necesarias para consolidar su utilización.

Teletrabajo y e-commerce

Las nuevas tecnologías no sólo hacen que los ciudadanos se desplacen de manera diferente sino que también generan nuevas fórmulas para consumir, como el comercio electrónico que, en última instancia, también genera un impacto en el sistema de transporte. El e-commerce obliga a las empresas a redefinir su logística mercantil para satisfacer las entregas de todos los clientes que compran desde el ordenador de su casa.

Dentro del ámbito empresarial, el informe también destaca el papel del carsharing. Esta opción ofrece a las compañías una nueva forma de mejorar la eficiencia en el trayecto que los empleados hacen periódicamente hasta la oficina. Pero la mejora en las tecnologías también podría dar lugar a una disminución de estos desplazamientos a través de políticas como el teletrabajo. En la actualidad, el 22% de las empresas españolas ya las incorpora pues, además de reducir el tiempo de incrementan la productividad entre un 5% y un 25% respecto a las personas que trabajan en oficina.

Todas estas novedades centran el informe que hemos realizado en el marco del desarrollo de la estrategia de innovación. Nuestro objetivo es aportar valor a la empresa de movilidad LeasePlan para que se sitúe como un referente en tendencias de transporte. Este estudio, por tanto, se convierte en una herramienta para que gobierno, empresas y sociedad conozcan hacia dónde se encamina el sector.

Para garantizar el rigor y la exactitud del estudio, desde Opinno hemos realizado una investigación en profundidad en la que hemos contado con los profesionales más destacados de la industria de la movilidad. La metodología incluyó un desayuno en el que responsables de grandes empresas del sector como Renfe, Telefónica, Indra, Intel, Repsol y Samsung ofrecieron su visión. Posteriormente, se entrevistó a una serie de expertos relacionados con el transporte y se revisó la bibliografía existente. Todos estos pasos nos han permitido contrastar la visión de la academia con la de los profesionales que trabajan día a día en el sector.

El estudio revela que la movilidad del siglo XXI poco tiene que ver con la de otras épocas y la tecnología es, en gran medida, culpable de ello. Nuestro interés por esta evolución se enmarca en nuestra apuesta por los procesos de innovación aplicados a todos los ámbitos de la vida. El transporte es un eje fundamental de la sociedad actual y comprender la forma en que las personas se desplazarán en el futuro y el uso que hagan de las tecnologías más novedosas es una buena manera de adelantarse a los retos y aprovechar las oportunidades que ofrece.

Puedes descargarte el estudio en este enlace