Salud laboral

La riqueza de las empresas también depende de la salud de sus trabajadores

la-riqueza-de-las-empresas-tambien-depende-de-la-salud-de-sus-trabajadores

©BigStock

Actualizado 06 | 02 | 2018 07:00

Salud laboral

Varios estudios y expertos subrayan la correlación positiva existente entre una salud deficiente y los costes directos e indirectos, así como la relación negativa entre una mala salud y la productividad.

Como indica la Dra. María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “La riqueza de las empresas depende de la salud de los trabajadores.” El “Plan de acción mundial sobre la salud de los trabajadores” de la OMS contempla cinco objetivos:

  1. Elaborar y aplicar instrumentos normativos sobre la salud de los trabajadores.
  2. Proteger y promover la salud en el lugar de trabajo.
  3. Mejorar el funcionamiento de los servicios de salud ocupacional y el acceso a los mismos.
  4. Proporcionar datos probatorios para fundamentar las medidas y las prácticas.
  5. Integrar la salud de los trabajadores en otras políticas.

En este mismo sentido, el Informe “Empresas Humanas y Saludables” recoge las recomendaciones de Stephanie Zweifel, Directora Área Empresas de la Fundación Máshumano: “Para crear ambientes y espacios de trabajo saludables es fundamental hacer hincapié en un liderazgo humano y positivo, colocando a la persona en el centro de la organización”.

También apuntan en esa dirección las afirmaciones de Patrick Légeron, Fundador de Stimulus, psiquiatra del hospital de Sainte-Anne en Paris: “Lo que es bueno para las personas, es bueno para las empresas”.

Mientras que la directora de la EU-OSHA, Christa Sedlatschek, señaló que “entre los centros de trabajo que no realizan evaluaciones de riesgos periódicas, las razones fundamentales esgrimidas son que los riesgos y peligros ya se conocen (83%) y que no hay problemas de importancia (80%). Los factores de riesgo psicosocial se consideran más difíciles de gestionar que los de otro tipo. Casi una de cada cinco empresas que afirman tener contactos conflictivos con clientes o sufrir apremio de tiempo indican asimismo carecer de la información o los instrumentos adecuados para abordar el riesgo de una manera eficaz”.

Asimismo, según los resultados de la Encuesta europea de empresas sobre Seguridad y Salud en el Trabajo (ESENER-2), la reticencia para hablar abiertamente de estas cuestiones parece ser la principal dificultad para abordar los riesgos psicosociales (30% de las empresas en la Europa de los Veintiocho) y esta, como todas las demás dificultades, se percibe con mayor frecuencia en las empresas de mayor tamaño. El segundo obstáculo más destacado es la falta de sensibilización del personal (26%), que de hecho es la dificultad señalada con mayor frecuencia en las empresas de Estonia, España, Croacia, Hungría, Malta, los Países Bajos, Portugal, Rumanía, Serbia, Suecia y Turquía.

En base a esta encuesta europea sobre riesgos nuevos y emergentes, más del 40 % de los empresarios considera que los riesgos psicosociales son más difíciles de gestionar que los riesgos para la Seguridad y Salud en el Trabado o SST “tradicionales”. Después de entrevistar a cerca de 50.000 empresas de toda Europa, ESENER-2 ha puesto de manifiesto que los factores de riesgos relacionados con los trastornos psicosociales y musculoesqueléticos son los más extendidos en los centros de trabajo de Europa y que la evaluación de riesgos se sigue considerando como la mejor forma de combatirlos.