El comisario irlandés ha asegurado que comparte las preocupaciones de los ministros europeos

La mayoría de los países de la UE alertan sobre los efectos en sector agrícola de un acuerdo con Mercosur

Actualizado 11 | 04 | 2016 20:28

Una “gran mayoría” de los ministros de Agricultura de la Unión Europea ha expresado este lunes sus preocupaciones por los efectos adversos que podría tener un acuerdo comercial con Mercosur sobre los sectores agrícolas comunitarios y han pedido conocer la oferta formal que se intercambie antes de tomar cualquier decisión al respecto.

“Nuestra posición es la posición de la mayoría del Consejo. Una gran mayoría quiere saber más sobre los efectos de la oferta formal que pueda estar sobre la mesa antes de decidir. Insto a la Comisión a tener mucho cuidado en estas negociaciones”, ha expresado en rueda de prensa el ministro de Agricultura de Países Bajos, Martijn Van Dam, tras el Consejo de Agricultura y Pesca.

La UE y Mercosur acordaron la semana pasada reanudar sus negociaciones para un acuerdo de libre comercio y fijaron la segunda semana de mayo para intercambiar sus ofertas al respecto.

En este sentido, trece Estados miembros han remitido una carta a todas las delegaciones en la que han expresado sus inquietudes por los efectos que este acuerdo podría tener para el sector agrícola comunitario y han reclamado que los ministros del ramo examinaran cualquier oferta que fuese a presentarse a Mercosur antes de que se tome cualquier decisión.

En esta misiva, Austria, Chipre, Estonia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Letonia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía y Eslovenia, han pedido además que se excluyan de la oferta que se presente a Mercosur productos “sensibles”.

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, ha explicado que finalmente han sido veinte países de la UE los que han plateado sus preocupaciones en la misma línea. España, en este sentido, se ha mostrado a favor del acuerdo con Mercosur, pero ha instado a Bruselas a garantizar la protección a los productores europeos y al reconocimiento de las denominaciones de origen, según han informado fuentes diplomáticas.

“No estamos a favor de elevar las cuotas de productos que han sido producidos con estándares más bajos que en Europa, apoyamos mucho la igualdad de condiciones en nuestro mercado y no queremos que sea distorsionada por un mercado fuera de la UE”, ha defendido el ministro holandés.

El comisario irlandés ha asegurado que comparte las preocupaciones de los ministros del ramo y ha señalado que trasladará estas inquietudes a la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström. “Es muy importante que tengamos la oportunidad de ver técnicamente y estratégicamente la oferta”, ha añadido, antes de insistir en que es “muy consciente” de las dificultades de los sectores lácteo y porcino.

“La comisaria de Comercio (Cecilia Malmström) sabe muy bien que hay un timing y una estrategia en la cuestión de las negociaciones entre la UE y Mercosur (…). Supongo que se trasmitirá la visión de los ministros de Agricultura a la comisaria de Comercio y se pedirá que se continúen reflejando las sensibilidades en la oferta formal”, ha añadido.