Barómetro PYMES

La demanda interna sitúa a las pymes a la cabeza de la recuperación europea

BigStock

©BigStock

Actualizado 16 | 03 | 2016 16:54

Las pymes europeas mantienen una tendencia al alza en su confianza sobre la situación general económica europea según el Business Climate Index (Índice de Clima Empresarial), que alcanzó 75,6 puntos con un incremento de 0,7 desde el último semestre.

El impacto de las reformas nacionales en el Sur de Europa y el rápido crecimiento de las naciones Centro-Este europeas contribuyeron a este desarrollo. Sin embargo, la brecha permanece latente todavía entre los países del norte y el centro y los países del sur y la periferia de Europa. Asimismo, este semestre, el barómetro pyme de UEAPME muestra como el aumento de la demanda doméstica ha impulsado enérgicamente a las pymes, especialmente en el sector de los servicios, que progresó superando todas las expectativas.

UEAPME

“Las pymes europeas están superando las dificultades de la crisis”, afirmó UlrikeRabmer-Koller, presidenta de UEAPME, en la presentación de los resultados del barómetro el pasado 14 de marzo.

Así pues, aunque el incremento del índice de clima empresarial aumentó ligeramente,el barómetro pronostica una situación muy favorable para las pymes europeas. Al respecto se refirió igualmente Rabmer-Koller afirmando que las pymes en Europa están presentado situaciones más favorables que en el periodo anterior.

El hecho de que todas las expectativas que muestra el barómetro se sitúen por encima de cero en las previsiones del próximo semestre, influye también de manera muy positiva en el futuro escenario europeo de la pyme.

Otro punto de interés de este barómetro es la pronunciada mejora del sector servicios, que consiguió superar sus expectativas en más de cinco puntos porcentuales.

“El motor de este desarrollo, y en términos generales, del fortalecimiento de las pymes, es la restauración de la demanda doméstica” declaró Rabmer-Koller, a pesar de que, en sus propias palabras, “esto no ha se ha visto aún reflejado todavía en el sector de la construcción. De hecho, la caída de la demanda de viviendas durante el punto álgido de la crisis en 2011 y la falta de inversiones privadas,influyen aún en la descenso de esta industria en Europa”.

No obstante, el barómetro refleja ya las primeras señales positivas tanto para la inversión como para el empleo.Así, las inversiones han registrado un notable crecimiento, sobrepasando ya la línea de referencia por primera vez desde el principio de la recesión. Según Rabmer-Koller, “las compañías europeas están listas para volver a invertir. Esto, unido al aumento del empleo por encima del nivel cero tras cinco años consecutivos de resultados negativos, suponen buenas noticias para Europa y demuestra la efectividad de las reformas laborales acometidas hasta ahora”.

Sin embargo, Rabmer-Koller se mostró cautelosa a pesar de estos buenos resultados ya que “algunos asuntos como el debate sobre el Brexit o la crisis migratoria, podrían afectar negativamente la situación de la pyme europea”. Serán fundamentales por tanto, las futuras políticas que se adopten tanto a nivel europeo como a nivel nacional para fomentar el crecimiento de  las pymes y completar la recuperación económica“.

En referencia a los efectos positivos de las reformas, Rabmer-Koller declaró también que “los resultados muestran claramente una coyuntura económica más favorable para los países europeos que habían implementado las reformas necesarias” y pidió un mayor esfuerzo a los países que no las habían implementado aún. Con el objetivo de fortalecer la reactivación de la economía y hacerla sostenible, “es importante que las pymes tengan la posibilidad de financiar sus inversiones y de asegurar su oferta con mano de obra cualificada” concluyó Rabmer-Keller.

 

Etiquetas