Pero por cada empresa que echa el cierre se abren dos negocios

La creación de empresas aún se sitúa un 30% de los niveles precrisis

BigStock

©BigStock

Actualizado 05 | 05 | 2016 09:55

El número de sociedades constituidas en España superó la barrera de las 100.000 en 2014 y alcanzó las 102.383 en 2015. Sin embargo, estas cifras aún fueron un 30% inferiores a la registrada en 2007, antes de la crisis, cuando se formalizaron 149.107 compañías, según datos del Consejo General del Notariado.

“Leve crecimiento, pero crecimiento al fin y al cabo”, resalta, no obstante, la organización, cuyo presidente, José Manuel García Collantes, indica que los niveles de los últimos años son posibles, en parte, a que actualmente se puede crear una empresa por vía telemática en un plazo de 24 horas.

Así, del total de las sociedades formalizadas en 2015, casi el 22%, unas 22.000, fueron compañías exprés o exprés simplificada –cuyos trámites se han realizado por vía telemática desde la notaría–, un 8% más respecto al año anterior.

Frente a la creación de empresas, los notarios realizaron algo más de 41.000 trámites de disolución y extinción de empresas el pasado año. Esto supone que por cada empresa que echa el cierre, se abren dos negocios.

LOS NOTARIOS Y EL DÍA A DÍA DE LAS EMPRESAS

Las gestiones de apertura y cierre de empresas suponen el 15% y el 5,6%, respectivamente, del total de actos que lleva a cabo el colectivo de los notarios.

Así, más de un millón de empresarios acudieron durante el pasado año al alguna notaría para realizar casi 700.000 actos relacionados con el mundo empresarial, entre transformaciones, cambios en los consejos de administración, modificaciones estatutarias  y ampliaciones o reducciones de capital, entre otros.

Concretamente, los nombramientos de miembros en órganos de administración supusieron un 31% de estos actos, mientras que los ceses y renuncias, el 13,7%.

Mención al margen realizan los notarios respecto a las empresas familiares, que sólo en un 32% planifican su sucesión, de modo que solo un 10% llega a superar la tercera generación. Al respecto, los notarios recomiendan crear protocolos familiares para establecer, entre otras cosas, reglas que garanticen una sucesión ordenada o pactos sobre la futura propiedad de las acciones.

Por otro lado, el Consejo General del Notariado explica que en 2015 se realizaron más de 60.000 modificaciones y adaptaciones de estatutos, en línea con las realizadas en 2014, y 81.393 ceses y renuncias del administrador y otros cambios.