Según CNMC, "la obligación de servicio atendido no beneficia a los consumidores ni en términos de precios ni de seguridad"

La CNMC califica de “mito” que las gasolineras desatendidas dañen el empleo y sean menos seguras

gasolineras-desatendidas-gasolineras-automaticas-empleo-cnmc

©Europa Press

Actualizado 04 | 09 | 2016 11:03

Gasolineras desantendidas

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha recogido en su ‘blog’ varios “mitos” en torno a las gasolineras desatendidas, entre ellos los referidos al daño sobre el empleo, la falta de seguridad, la ausencia de acceso para discapacitados o la desprotección a los consumidores.

Todos estos argumentos, indica el regulador en la entrada del ‘blog’, “son dignos de análisis” y “preocupan en gran medida” a la propia CNMC, si bien “no es suficiente con invocarlos”, ya que “un cuidadoso análisis lleva a concluir que son contrarios a la evidencia empírica y que no están suficientemente justificados”.

Sobre el “mito” de la inseguridad de las gasolineras desatendidas, el regulador argumenta que “no tienen por qué ser más inseguras que las gasolineras que cuentan con personal”, e incluso indica que en ocasiones la automatización del cierre del suministro puede funcionar con mayor velocidad que al realizarse por un trabajador.

La CNMC alude a la normativa comunitaria sobre la materia y a un estudio del Gobierno francés en el que se aprecia que el 92% de los accidentes en gasolineras se produce en momentos distintos al de echar carburante. También recuerda que en España hay normativa de seguridad aplicable a todas las gasolineras.

Sobre la desprotección del consumidor, señala que, en el caso de las gasolineras, “la obligación de servicio atendido no beneficia a los consumidores ni en términos de precios, ni de seguridad, ni de calidad del servicio”.

El regulador también cita un informe para la Comisión Europea sobre las quejas de los usuarios de las gasolineras en el que se aprecia que solo el 10% de los clientes tuvo problemas en una gasolinera desatendida y no pudo dar con una persona responsable.

En cuanto al “mito” del daño sobre el empleo, indica que la mayor parte de las empresas que están instalando gasolineras automáticas son de nueva creación, muchas de ellas innovadoras y consideradas ‘startups’ o ‘mavericks’ (pioneros). Estas empresas están contribuyendo “creando empleo de calidad”.

“La creación de nuevas estaciones de servicio, la tecnología para que operen y mantengan la seguridad, la televigilancia de las instalaciones en el caso de las automáticas, favorecen la creación de empleos de valor añadido”, afirma la CNMC.

DISCAPACITADOS EN GALOSINERAS AUTOMÁTICAS

Sobre las dificultades a los discapacitados, la CNMC reconoce que “una parte de la población discapacitada puede tener dificultades para aprovisionarse en las estaciones automáticas en caso de que viajen en su vehículo solas”, y afirma que esta dificultad ha preocupado especialmente al regulador.

Sin embargo, indica que, en el caso de aquellos usuarios necesitados de apoyo para repostar, que viajen solos y no pueda realizar el suministro uno de los acompañantes, las normas prevén que las estaciones automáticas realicen los mayores esfuerzos para que el aprovisionamiento pueda realizarse.

Entre estos esfuerzos figuran los accesos sencillos, la innovación en los sistemas de aprovisionamiento o pago, y el resto de medidas arquitectónicas y técnicas que facilitan el empleo de las nuevas tecnologías que capaciten a dichos usuarios.