"Levantar la mano para pedir un taxi puede ser un gesto que nuestros hijos ya no entiendan", advierte Marín Quemada

La CNMC avisa de que la economía colaborativa es una “realidad imparable”

©CNMC

Actualizado 08 | 06 | 2016 08:56

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha advertido este martes de que la economía colaborativa y la digitalización de la economía son realidades “imparables” y ha recomendado a sectores afectados por estos nuevos “usos sociales” adaptarse a ellos si no quieren perecer.

Así lo ha señalado durante su participación en la conferencia sobre ‘Nuevos agentes’, pronunciada en el marco del seminario ‘Nuevo sector público’ organizado por la Deusto Business School Madrid y Ernst & Young.

“La digitalización de la economía es la realidad de nuestra vida. Y es una realidad absolutamente imparable”, ha afirmado, recordando que existen empresas que han acabado cerrando porque no fueron capaces de “ver las oportunidades” que les ofrecía el nuevo panorama y avisando de que lo mismo puede sucederles a otros sectores que se niegan a aceptar la nueva situación.

TAPAR EL SOL CON UN DEDO

En este punto, y en referencia al tira y afloja de la CNMC con el sector del taxi por la regulación de nuevas plataformas como Uber o Cabify, Marín Quemada ha señalado que “uno se puede detener a ver si puede tapar el sol con un dedo pero, como seguramente no lo conseguirá, más vale reaccionar deprisa y ver las oportunidades de negocio”.

“Y si los taxistas nos quieren llenar la fachada principal de la CNMC de huevos pues lo harán, pero nosotros no tenemos el BOE ni hacemos las normativas municipales. Sólo advertimos de que esto está ahí, aunque se pueda prohibir, en un ejercicio poco imaginativo donde los haya”, ha continuado.

Así, ha insistido en que “levantar la mano para parar un taxi en la calle puede ser un gesto que nuestros hijos ya no entiendan” y ha recomendado al sector que mejor “identifique como oportunidad de negocio” la digitalización de la economía y se “transforme” para adaptarse a la nueva realidad.

Porque, a su juicio, lo que ningún gobierno puede aceptar la presión de ningún lobby para aprobar una “normativa especial” que “expulse” del mercado a estos nuevos agentes, que “son muestra de una nueva realidad”. “Estos fenómenos están ahí y hay que normalizarlos”, ha reiterado, confiando en que “finalmente se acabará imponiendo la razón”.

ADAPTAR LAS LEYES

No obstante, también ha reconocido que esta época de transición debe realizarse “con mesura” y aplicando “cambios importantes” en las normativas, que no están pensadas para esta nueva manera de hacer negocios.

“Es un reto, pero naturalmente (que estas empresas) tienen que cumplir la normativa fiscal, la sanitaria o la de seguros. Eso está absolutamente fuera de toda duda”, ha insistido, recordando que en épocas de cambio siempre surgen “empresas oportunistas que intentan aprovecharse” de la situación pero que ese tipo de compañías “se transformarán o desaparecerán, como ha pasado siempre” y sólo sobrevivirán las que cumplan las leyes.