Biométrica

¿Es la biométrica el futuro de la autenticación en el sector pagos?

la-biometrica-futuro-la-autenticacion-sector-pagos

©BigStock

Actualizado 17 | 08 | 2017 08:00

Si pudieras autenticar los pagos online con tu huella dactilar, haciéndote un selfie o con un simple escaneo del iris en sustitución de la tradicional contraseña que usamos hasta el momento, ¿estarías dispuesto a hacerlo?

Los avances en la tecnología respecto a los pagos no sólo tienen el potencial suficiente para mejorar la seguridad de estos procesos, sino también la experiencia del usuario. Las medidas biométricas ya pasan por alto las contraseñas, que son cada vez más complejas y susceptibles de ser olvidadas o robadas.

Según un estudio realizado en 2016 por Visa, más de dos tercios de los consumidores europeos están dispuestos a utilizar una identificación biométrica a la hora de realizar los pagos. Y es que, siendo realistas, nadie quiere escribir una contraseña que contiene al menos 10 caracteres en mayúsculas y minúsculas e incluso algún símbolo cada vez que se quiera autorizar un pago. Así que echemos un vistazo a lo que la autenticación de pago biométrico puede ofrecer: 

Pagar usando tus huellas dactilares

Un informe de Juniper Research titulado “Las 10 mejores tecnologías disruptivas en el sector fintech: 2016” considera la biométrica como la tecnología número uno para transformar el comercio electrónico.

Además, según el estudio Visa 2016 mencionado anteriormente, el reconocimiento de huellas dactilares fue votado como el método de autenticación biométrica más favorable para los consumidores gracias a la facilidad de uso y seguridad que ofrece a los usuarios.

Dato que apoya el informe de Fiserv, que afirma que las huellas dactilares supera al uso de contraseñas en cuanto a seguridad según los consumidores. Y es que el 41% de los consumidores afirmó que se sentían seguros usando una contraseña como método de autenticación para confirmar su identidad al usar una aplicación móvil, frente al 62% que apostaba por las huellas dactilares. Quedaba claro por tanto que esta tecnología tiene un enorme potencial para el mercado de seguridad de pago.

De hecho, el uso de huellas dactilares para aportar un extra de seguridad a los procesos de pago, y para tranquilidad de los clientes, es un sistema que compañías como Apple Pay, Android Pay y Square Cash, una aplicación de pago peer-to-peer (P2), utilizan desde hace algún tiempo.

¿Eres de los que prefieren confirmar un pago con un selfie?

MasterCard ha revelado sus planes para simplificar la experiencia de compra online de sus clientes titulares de tarjeta a través de una nueva herramienta, que es en realidad un entretenimiento muy popular hoy en día: ¡tan solo sacándose un selfie!

El programa de la empresa, llamado MasterCard Identity Check, permite a los usuarios verificar las compras con su huella digital o con una foto de su cara. En concreto, el pago a través de selfie requiere por parte de MasterCard que los usuarios suban en primer lugar una foto a la plataforma, que posteriormente se convierte en una secuencia binaria utilizando la tecnología de reconocimiento facial. A partir de ese momento el usuario únicamente tendrá que hacerse un selfie y si coincide con su foto original el pago estará automáticamente validado.

Algunos expertos han cuestionado la seguridad de este método. Sin embargo MasterCard insiste en que dispone de controles de seguridad para detectar comportamientos sospechosos, como detectar la ubicación del usuario y desde dónde se realiza la compra. Además, la aplicación requiere que el usuario parpadee, con el fin de garantizar que se trata de una foto en vivo del usuario y no de un estafador que simplemente ha hecho una foto de la foto original. MasterCard ha explicado que el nuevo servicio, de momento, sólo se utilizará en algunos contextos en los que se requiere una autenticación adicional.

Sin embargo, teniendo en cuenta el gran número de empresas que están manifestando su interés por el pago vía selfie, incluyendo algunos gigantes del comercio electrónico como Alibaba y Amazon, que ha presentado un método de pago vía selfie, esta tecnología parece que está experimentando una gran inversión y desarrollo con vistas a un futuro cercano.

¿Qué más nos ofrece?

Además de todo lo anterior, se están haciendo avances en relación a la biometría del comportamiento. Los sensores necesarios, como el acelerómetro, el giroscopio, y por supuesto el GPS, ya están en la mayoría de los smartphones, y es posible usarlos de forma conjunta con otras medidas biométricas para reforzar la seguridad. De hecho, muchas startups están trabajando en sensores de comportamiento, como BiocatchAimBrain o Plurilock.

Pero mientras se desarrolla la autenticación de pagos biométricos, también lo hacen las preocupaciones por la seguridad, ya que los sensores pueden ser falsificados por duplicados y la biométrica no es una medida binaria, sino que se basa en la probabilidad de una coincidencia, haciendo que sea más vulnerable al error. Por el momento la biométrica funciona mejor cuando se utiliza de manera asociada con otros métodos de autenticación. Y a pesar de que todavía no se puede utilizar como una autenticación autónoma, es un buen punto de partida como parte de un enfoque nuevo para la autenticación de pagos, especialmente en lo que respecta a la mejora de la experiencia del usuario.

Lo que está claro es que la industria biométrica está trabajando mucho para innovar y satisfacer las demandas de los consumidores. Y en lo que probablemente todos coincidamos es en que la película Minority Report se parece cada vez menos a una película de ciencia ficción.