Empleo España

La afiliación consolida la tendencia de recuperación del empleo

la-afiliacion-consolida-la-tendencia-recuperacion-del-empleo

©CepymeNews

Actualizado 03 | 10 | 2017 14:24

El paro registrado se ha incrementado en 27.858 personas en el mes de septiembre, según los datos del SEPE conocidos hoy. Se trata del mayor aumento desde 2012, en que el paro creció en 79.645 personas, si bien hay que tener en cuenta que septiembre es un mes tradicionalmente malo para el empleo. De esta forma, el paro registrado se sitúa en 3.410.182 personas, el nivel más bajo de los últimos ocho años.

En términos desestacionalizados, el paro se redujo el pasado mes en 16.451 personas, tras dos meses consecutivos de aumento del número de desempleados. En los últimos doce meses, el paro ha caído en 310.115 personas. La reducción del desempleo durante los nueve primeros meses de este año se sitúa en 292.792 personas.

Tras un menor empuje de la afiliación durante los meses de julio y agosto, cabe destacar el buen dato de afiliación a la Seguridad Social del mes de septiembre, con un incremento de 26.318 cotizantes, respecto del mes anterior y de 624.141 en el cómputo interanual, lo que refleja que se sigue creando empleo a buen ritmo.

Asimismo, destaca la positiva evolución de la contratación indefinida, con un total de 21.678 contratos registrados en septiembre, que representa un 12,68% más que en el mismo mes del año anterior y se convierte en el mejor dato desde el inicio de la recuperación económica.

Estos datos reflejan que, si bien a menor ritmo que en periodos anteriores, durante el tercer trimestre se mantiene la creación de empleo y se consolida la recuperación en este ámbito, consecuencia de la mejora económica y de los resultados de las reformas llevadas a cabo. Por ello, CEPYME insiste en la importancia del diálogo social y la concertación como instrumentos eficaces para avanzar en la mejora del mercado laboral y su adaptación a las necesidades de los trabajadores y las empresas, especialmente las de menor dimensión. La Confederación considera necesario mantener el pulso reformador y poner en marcha nuevas políticas de impulso a la actividad productiva, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas, así como avanzar en las medidas necesarias para conseguir un marco laboral más flexible, que permita a las empresas avanzar en la mejora de la competitividad y crear las condiciones para intensificar la creación de empleo.