Las importaciones de petróleo iraquí ascendieron a 1,04 millones de toneladas en los dos primeros meses del año

Irak irrumpe como tercer exportador de crudo a España hasta febrero, con tasas inéditas desde 2000

Actualizado 11 | 04 | 2016 12:05

Irak se ha convertido en los dos primeros meses del año en el tercer principal país de origen del petróleo comprado por España y registra tasas que, comparadas con las obtenidas al cierre de los últimos ejercicios, resultan inéditas desde 2000.

Según datos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores), las importaciones de petróleo iraquí ascendieron a 1,04 millones de toneladas en los dos primeros meses del año, un 167% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Este volumen sitúa a Irak como tercer principal proveedor, con un 10,1% del total, solo por detrás de Nigeria, que suministró 2,08 millones de toneladas, o un 20,1% del total, y de Arabia Saudí, que entregó 1,11 millones de toneladas, un 10,8%.

En el mes de febrero, los operadores españoles compraron 516.000 toneladas de petróleo iraquí, un 108% más que en el mismo mes de 2015. Esta cifra solo la superaron en febrero México y Arabia Saudí, con 590.000 y 558.000 toneladas, respectivamente.

La cantidad de petróleo iraquí importado hasta febrero equivale a la mitad de todo el que se compró en 2015, ejercicio en el que este país suministró el 3,3% del total, según los registros históricos de Cores consultados por Europa Press.

APORTACIONES ANUALES

En 2014, Irak aportó el 3,2% del total del petróleo importado, frente al 3,5% de 2013, 1,1% de 2012, 7,4% de 2011, 2.7% de 2010, 2,9% de 2009, 3,1% de 2008, 5,7% de 2007, 0% de 2006, 4,9% de 2005, 8,7% de 2004, 2,7% de 2003, 4,2% de 2002, 4,5% de 2001 y 10,4% de 2000.

En febrero, las exportaciones totales de crudo a España ascendieron a 5,07 millones de toneladas, un 6,6% menos que en el mismo mes del ejercicio anterior. Este descenso es el mayor desde mayo de 2015, tras el fuerte incremento en enero, en 14,8%.

En febrero, destaca la disminución de las importaciones procedentes de América Central y del Sur, en un 24,3%, de Europa y Euroasia, en un 12,8%, y de América del Norte, en un 41,8%.