La innovación e internacionalización son estrategias que requieren planes de financiación y gestión sólidos

Innovación e internacionalización, claves para un crecimiento empresarial de éxito

innovacion-e-internacionalizacion-claves-crecimiento-empresarial-exito

©CEIM

Actualizado 09 | 02 | 2017 09:02

  • Juan Pablo Lázaro: “Hay que mantener una política fiscal de impuestos bajos, como la que se aplica en la Comunidad de Madrid, para que las empresas familiares puedan seguir generando riqueza y empleo, y bienestar para la sociedad”.
  • José Ignacio Goirigolzarri: “La innovación e internacionalización de las empresas tiene que jugar un papel clave en el cambio del actual patrón de crecimiento de la economía española, muy basado en el consumo interno”.

CEIM  Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, en colaboración con Bankia, Cámara de Comercio de  Madrid, Ernst & Young, Fundación Numa y la University of Chicago Booth School of Business, ha celebrado hoy un foro de intercambio de conocimiento para abordar las estrategias de crecimiento, a través de la innovación y la internacionalización, para que los empresarios madrileños conozcan cómo pueden  minimizar riesgos y aprovechar las oportunidades que ofrece el nuevo ciclo económico.

Los presidentes de CEIM y de la Cámara de Comercio de Madrid, Juan Pablo Lázaro y Juan López-Belmonte, respectivamente, inauguraron esta jornada en la que, además del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, participaron el presidente de la Comisión de Empresa Familiar de CEIM y de la Fundación NUMA, José Ramón Sanz; y el socio de Ernst&Young, Javier Seijo.

Durante su intervención, Juan Pablo Lázaro, destacó el papel fundamental que las empresas familiares tienen en la economía madrileña. Por ello, el presidente de los empresarios de Madrid apuntó la necesidad “de seguir manteniendo una política fiscal de impuestos bajos, como la que se aplica en la Comunidad de Madrid, para que las empresas familiares puedan continuar con su labor, que no es otra que la de generar riqueza y empleo y, por tanto, bienestar y prosperidad para la sociedad”. También pidió a José Ignacio Goirigolzarri que “Bankia apoye a los nuevos empresarios y a los que reinician su actividad tras la crisis”.

La innovación e internacionalización son estrategias que requieren, por un lado, planes de financiación y gestión sólidos; y por otro, medidas de protección patrimonial para minimizar riesgos y asegurar la creación de valor y rentabilidad; siendo de especial relevancia para las empresas familiares, que representan el 85% del tejido empresarial de la Comunidad de Madrid y destacan por su rentabilidad, longevidad y compromiso con el empleo.

A lo largo de este encuentro, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró que hay que seguir avanzando en el cambio del actual patrón de crecimiento de la economía española, muy basado en el consumo interno, donde la innovación e internacionalización de las empresas tiene que jugar un papel clave”. “Un entorno globalizado y de rápidos avances tecnológicos exige a las empresas ser cada vez más competitivas”, comentó Goirigolzarri, quien añadió que “la internacionalización permite abrir mercados a las empresas y reducir la vulnerabilidad al mercado interior, abre el camino para la absorción del conocimiento extranjero, y la presión de la competencia internacional fuerza la búsqueda de la excelencia y constituye un acicate para mejorar el desempeño, la innovación y la eficiencia”. Por tanto, para el presidente de Bankia, “la innovación e internacionalización constituyen las claves para la competitividad de las empresas y, por ende, para el éxito empresarial”.

Por su parte, Juan López-Belmonte, presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, señaló la necesidad de alcanzar un pacto de Estado en materia de innovación. “La sociedad civil tiene que ser consciente de la importancia de innovar, formar e internacionalizar porque, sin duda, así se mejorará el crecimiento económico y el nivel de empleabilidad”, explicó.

José Ramón Sanz, presidente de la Fundación Numa y de la Comisión de Empresa Familiar de CEIM, sostuvo que la sociedad tiene que tomar cuanto ante, conciencia de que los empresarios, especialmente los familiares, son actores indispensables en la generación de empleo y, por tanto, de crecimiento económico y progreso para un país. “Es incuestionable que el sector privado es el que genera puestos de trabajo”, aseguró José Ramón Sanz que subrayó que “los empresarios tienen que empezar a concienciarse de que sus comportamientos, y por tanto su reputación, son fundamentales para atraer capital humano, financiación y confianza, factores transversales para impulsar el crecimiento de la economía”.