En lo que va de año los ingresos por IVA crecieron un 4,5%

Disminuyen los ingresos tributarios del conjunto del Estado

ingresos-tributarios-iva-irpf-impuesto-sociedades

©CepymeNews

Actualizado 04 | 09 | 2016 11:49

Ingresos tributarios España

Los ingresos tributarios del conjunto del Estado se han situado en 103.176,9 millones de euros en los siete primeros meses del año, lo que supone un 0,9% menos respecto a los 104.098 millones de euros registrados en el mismo periodo del año pasado.

Así se desprende del ‘Informe Mensual de Recaudación Tributaria’ de julio de 2016 de la Agencia Tributaria en el que se detalla que esta merma de ingresos se debe al descenso de la recaudación de impuestos en este periodo por parte del Estado (-10,5%) y las corporaciones locales (-3,66%), frente al repunte de los ingresos tributarios de las comunidades autónomas (+13,5%).

No obstante, a pesar de este leve retroceso de los ingresos tributarios del conjunto del Estado entre enero y julio, en el séptimo mes del año la recaudación se incrementó un 3,4%, hasta los 26.464 millones de euros.

En detalle, el aumento de los ingresos tributarios en julio se explica por el notable aumento de la recaudación por impuestos por parte de las comunidades autónomas, que se elevó un 83,6%, lo que contrasta con las caídas registradas en los ingresos tributarios del Estado (-16,5%) y las corporaciones locales (-21,6%).

El departamento de Cristóbal Montoro explica que el mes de julio es uno de los que mayor peso tienen dentro de la recaudación del año porque, además de las declaraciones mensuales habituales, se presentan las declaraciones trimestrales de las pymes (retenciones del trabajo, IVA y pagos fraccionados del IRPF) y se contabiliza el primer pago de la cuota a ingresar de la declaración anual del IRPF de 2015 cuyo plazo terminó a finales de junio.

La tendencia general fue la misma que la observada a lo largo de todo el año: la evolución del empleo y del consumo favorece la mejora de los ingresos que se ven limitados por el impacto de la reforma de la imposición directa.

A ello se sumó en julio el elevado crecimiento de los ingresos procedentes, por una parte, de la cuota anual del IRPF, y, por otra, de las declaraciones de las pymes que siguieron mostrando un notable dinamismo tanto en las retenciones del trabajo como en el IVA y los pagos fraccionados del IRPF, en el primer caso con un ligero incremento a pesar de la reforma y en los otros dos con intensos crecimientos similares a los del primer trimestre.

A partir del mes de agosto y en especial en la parte final del año, los impactos de la reforma que ahora están mermando la recaudación se reducirán al compararse los ingresos porretenciones con los meses posteriores al RDL 9/2015 que introdujo una rebaja adicional de los tipos.

IMPACTO NEGATIVO DE 3.869 MILLONES POR LOS CAMBIOS NORMATIVOS

Los cambios normativos vigentes tuvieron un impacto negativo sobre los ingresos hasta julio de 3.869 millones. En julio la principal novedad es la actualización del impacto de la reforma de los impuestos directos y en particular en el IRPF.

Este mes se añaden el impacto habitual en las retenciones (especialmente en las deltrabajo por la presentación de las declaraciones trimestrales) y los efectos de la reforma en la declaración anualdel impuesto. Estos últimos tienen dos elementos: por un lado, están las deducciones familiares percibidas a través de la declaración anual del impuesto (es decir, las que no se anticiparon) y que ascienden a 503 millones y , por otro, el impacto sobre la cuota diferencial neta que, en una primera estimación agregada, se cifra en un ingreso adicional de 259 millones.

Esta estimación incluye el impacto de numerosas medidas y se expresa en términos netos, después de descontar el impacto que ya se había observado en las retenciones durante 2015. Se trata de una primera estimación que se irá precisando a medida que se depuren las declaraciones presentadas.

Como en otras ocasiones, el efecto en la cuota diferencial delIRPF se computa por simplicidad en julio, mes en el que se contabiliza la mayor parte de los ingresos, a pesar de que su impacto está repartido a lo largo del año según se van materializando los ingresos y las devoluciones.

LOS INGRESOS POR EL IMPUESTO DE SOCIEDADES CAEN UN 40%

En cuanto a la evolución de los principales conceptos hasta julio, los ingresos por IRPF disminuyeron hasta julio un 1,9%, una décima más (-2%) en términos homogéneos (eliminando el efecto del distinto ritmo de devoluciones en 2015 y 2016 y de los aplazamientos de entes públicos).

Asimismo, los ingresos homogéneos del Impuesto sobre Sociedades disminuyeron un 40% hasta julio. El resultado no es más que el reflejo de la caída en los ingresos más significativos que ha habido hasta el momento en este impuesto y que proceden del primer pago a cuenta recaudado en abril, según la Agencia Tributaria.

En el acumulado del año esos pagos cayeron un 48,1% debido a los cambios normativos (retirada de medidas transitorias y reforma) y al ingreso extraordinario por la privatización de AENA que tuvo lugar en 2015.

LOS INGRESOS POR IVA CRECEN UN 4,5%

En lo que va de año los ingresos por IVA crecieron un 4,5%, 3,4% en términos homogéneos. También en esta figura los resultados de julio permitieron que mejorara el crecimiento acumulado en el año (hasta junio un 2,8% en términos homogéneos) y por el crecimiento que presentaron los ingresos ligados a las declaraciones trimestrales de las pymes.

Por último, en el período enero-julio los ingresos por Impuestos Especiales crecieron un 1,1% en términos homogéneos, sin las devoluciones del céntimo sanitario.