Habilidades de tecnología aplicada o ATS (Applied Technology Skills)

Estas son las habilidades que necesitas para trabajar con la automatización

habilidades-necesitas-para-trabajar-automatizacion

©BigStock

Actualizado 23 | 11 | 2018 07:00

Applied Technology Skills

La brecha de habilidades técnicas es real, pero llenarla no solo significa que tu trabajo no se puede automatizar, sino que estarás mejor preparado/a para trabajar con la automatización.

En los últimos años, la fuerza laboral se ha visto envuelta en un pánico ante la perspectiva de la automatización. Sin embargo, varias encuestas aseguran que la mayoría de las personas no perderán sus trabajos a manos de los robots (pero es posible que partes de sus trabajos estén automatizadas).

Más bien, el problema para el que deberíamos estar preparándonos es cómo los empleados pueden desarrollar las habilidades para trabajar como miembros efectivos de equipos híbridos humanos/máquinas, y cómo pueden trabajar junto con la tecnología.

El auge de la tecnología aplicada

Antes, un profesional no necesitaba saber nada sobre tecnología a menos que trabajara para una empresa de TI o en un departamento de TI. Ahora, sin embargo, todos los trabajadores deben poder utilizar la tecnología disponible para mejorar sus habilidades en la toma de decisiones y la resolución de problemas. Deben sacar conclusiones de una variedad de fuentes de datos, comprender la infraestructura digital general y cómo pueden impulsar la eficiencia y la mejora de los procesos, y estar familiarizados con las interfaces tecnológicas y cómo colaborar eficazmente con las máquinas.

Se han identificado estas habilidades como habilidades de tecnología aplicada (ATS en sus siglas en inglés: Applied Technology Skills). En otras palabras, estas son habilidades que integran personas, procesos, datos y dispositivos para comprender cómo las nuevas tecnologías pueden informar efectivamente la estrategia de negocios y reaccionar ante cambios de dirección imprevistos. El análisis de datos es un ejemplo de una habilidad tecnológica aplicada altamente deseable que se ha vuelto esencial en cada industria y función.

El sesenta y nueve por ciento de los encuestados estuvieron de acuerdo con esta afirmación: “Cuando entrevisto a un candidato potencial, la presencia de habilidades y experiencia en tecnología aplicada es un diferenciador competitivo”. Y el deseo de que los líderes tengan estas habilidades es aún mayor: el 76% de los directivos que contratan candidatos de alto nivel están de acuerdo.

Aunque los encuestados informaron que algunas áreas requieren ATS más que otras (la mitad de la muestra dice que las funciones de gestión y administración son las que más las necesitan, seguidas por las relaciones con los clientes, con un 39%, y las ventas y el desarrollo comercial, con el 36%), la mayoría dijo que los empleados tienen la gran necesidad de comprender cómo utilizar e integrar mejor los sistemas de software para maximizar su valor.

Identificando ATS

Desafortunadamente, las ATS no siempre son fáciles de encontrar en la fuerza laboral. Por un lado, la mayoría de los profesionales actuales no recibieron instrucción en ATS por las vías educativas tradicionales, a menos que se enfocaran en la tecnología de la información. La tecnología también está evolucionando más rápidamente que en el pasado, por lo que la adquisición de habilidades no puede suceder de una sola vez y debe mantenerse durante un largo período de tiempo, y eso puede resultar costoso.

Pero la encuesta también reveló que, a pesar de estos obstáculos, la mayoría de los puestos superiores están capacitándose en ATS a través de cursos internos y de capacitación (78%), becas (35%) y cursos externos (31%). Solo el 25% dijo que sus organizaciones no están tomando ninguna medida para desarrollar el conjunto de habilidades ATS.

Fuerza laboral actual

Cuando se trata de identificar y desarrollar ATS en la fuerza laboral existente, primero hay que establecer las prioridades del negocio y las habilidades necesarias para cada puesto estratégico.

Hay que evaluar si las personas en esos puestos están bien equipadas con las ATS adecuadas para hacer su trabajo.

A continuación, realizar un análisis de las necesidades de capacitación para medir las habilidades en función del nivel de conocimiento existente del empleado y la cantidad de capacitación que se requeriría. Esto puede incluir elementos como perfiles de competencia, entrevistas, grupos focales y observación en el trabajo, y se pueden usar los resultados para determinar las habilidades que hay, las que se necesitan contratar y la capacitación requerida.

Con esta información, se pueden crear planes de capacitación adecuados que se pueden ejecutar con la ayuda de los empleados que ya cuentan con ATS.

El objetivo debe ser construir una comunidad de trabajadores que se sientan cómodos con los avances tecnológicos, en lugar de amenazados por ellos.

Te interesa: