Toma nota de los siguientes consejos que cambiarán tu forma de ver los traslados cotidianos

Guía para aprovechar el camino al trabajo

GameLearn

©GameLearn

Actualizado 01 | 06 | 2016 10:16

¿Sientes que los desplazamientos son una pérdida de tiempo? Para muchos de nosotros la semana laboral no abarca sólo las 40 horas, sino también el tiempo que empleamos en ir y volver del trabajo. Cada minuto que pasamos esperando al tren, en el transporte o incluso andando a la oficina no tienen por qué ser minutos perdidos. ¡Aprovéchalos!

Toma nota de los siguientes consejos que cambiarán tu forma de ver los traslados cotidianos en los que empleas varias horas al cabo de la semana. 10 minutos a pie, casi una hora en el autobús… tardes lo que tardes, puedes aprovechar tu tiempo al máximo.

Crea el To-Day list

Organizarse el día es fundamental para dar y obtener el máximo de la jornada. Aprovecha tus traslados para enumerar las cosas que tienes que hacer y priorizar tus tareas. Puedes apuntarlas en papel o utilizar aplicaciones, la mayoría podrán  sincronizarse con tu móvil y ordenador y te permitirán llevar un seguimiento de lo que vas cumpliendo, así como las fechas de vencimiento. Evernote es un buen ejemplo de aplicación y cursos de gestión del tiempo como Triskelion te enseñarán a poner en práctica estas técnicas. ¿Eres conductor y quieres aprovechar entre semáforo y semáforo? Puedes utilizar la aplicación gratuita Dragon Dictation para dictar por voz el mensaje que quieres escribir.

Limpia tu bandeja de entrada

Imagínate llegar a la oficina y tener limpia tu bandeja de entrada de correo. ¡Cuánto tiempo ganado! No se trata de empezar a trabajar antes de tiempo, sino de eliminar los emails basura que llegan a nuestro inbox y nos hacen perder el tiempo a primera hora, precisamente cuando somos más productivos.

Define tus metas

Revisar los objetivos a largo plazo es necesario para orientar nuestras acciones. Saca partido de esos minutos que empleas por las mañanas en ir al trabajo para revisar tus metas con regularidad y asegurarte que tus actos para alcanzarlas van por buen camino. Además de ponerte al día, es una buena forma de mantenerte motivado.

Escucha un podcast o lee un libro

Si prefieres no estar todo el rato mirando una pantalla mientras viajas, tienes la opción de escuchar un podcast o un audiolibro, puedes hacerte listas con tus audios favoritos. La lectura también es una buena forma de hacer tu desplazamiento más agradable y productivo, ya sea un buen libro o documentos de la oficina que debas ojear.

Navega: blogs, noticias, redes sociales

Ponte al día con alguna lectura pendiente que hayas dejado para más adelante, el camino al trabajo es el momento perfecto para leer tu blog favorito o las noticias del día antes de comenzar la jornada. Si las redes sociales te suponen una tentación durante las horas de trabajo, aprovecha ahora para echarles un vistazo rápido y evitarás distraerte después, ya sabes que la primera hora es la más productiva para trabajar.

Comunícate

Escucha música, juega a algo en tu Smartphone o tableta… y por qué no, habla por teléfono. De camino al trabajo podemos aprovechar para devolver alguna llamada pendiente o incluso contactar con algún familiar. Aunque sea temprano, la gente agradecerá que te acuerdes de ellos y además el camino se te hará más llevadero.

Fija tus reuniones

Antes de llegar a la oficina puedes dedicar unos minutos a establecer aquellas reuniones o teleconferencias que deseas celebrar durante la jornada. Recuerda que fijar reuniones a primera hora no es una buena idea, pero si avisas a la gente con tiempo podrán planificarse mejor. Usa aplicaciones como Brilliant Meeting para convocar a los asistentes.