6 formas de gestionar una evaluación sesgada en el trabajo

gestionar-evaluacion-sesgada-trabajo

©BigStock

Actualizado 23 | 01 | 2020 07:00

Es normal que cualquiera se sienta un poco estresado por ser criticado y evaluado en su trabajo. Pero cuando las evaluaciones de desempeño te hacen sentir incómodo o enfadado debido a comentarios sesgados o discriminatorios, es motivo de preocupación.

Desafortunadamente, el sesgo puede trasladarse fácilmente a las evaluaciones, a menudo sin que el empleado se dé cuenta. El sesgo inconsciente puede ser especialmente difícil de identificar, lo que lo hace aún más generalizado. No es tan fácil detectarlo como un insulto manifiesto, como “Estás haciendo un gran trabajo para ser una mujer”, lo que, por supuesto, debe informarse de inmediato a Recursos Humanos. Puede ser sutil, como un empleado de más edad a quien se elogia por adoptar con entusiasmo una nueva tecnología, que en este caso muestra un sesgo de edad.

Si has sido víctima de prejuicios, es posible que no te sientas cómodo al hablar sobre ello, especialmente si proviene de un supervisor directo, la misma persona con la que deberías hablar sobre cualquier inquietud. Con demasiada frecuencia, se debe a que los empleados no confían en que la empresa haga lo correcto. De hecho, diferentes estudios sobre la experiencia de los empleados, revelan que el 46% de los trabajadores no informan sobre prejuicios ni discriminación porque carecen de la confianza de que se gestione el asunto de manera adecuada.

Esto es un gran problema para las empresas. Pero también significa que los empleados deben seguir los protocolos correctos para asegurarse de que sus inquietudes estén debidamente documentadas y gestionadas, dando a la empresa la oportunidad para abordar el problema. La alternativa, permanecer en silencio, puede significar darle la espalda a una excelente oportunidad profesional debido a una mala evaluación sesgada.

Si crees que has sido víctima de una revisión sesgada, aquí hay seis pasos que puedes seguir para asegurarte de que tus inquietudes son escuchadas, investigadas y tratadas adecuadamente.

Da un paso atrás y evalúa

En una evaluación de desempeño, es natural estar a la defensiva sobre los comentarios. Antes de reaccionar negativamente y asumir una discriminación (debido a la edad o el sexo, por ejemplo), pregúntate: ¿Es posible la retroalimentación? Solicita aclaraciones sobre este tipo de comportamiento.

Aprende a identificar el sesgo

Recuerda que el sesgo puede ser explícito o sutil, y el supervisor puede incluso no darse cuenta de que lo está haciendo. Tu gerente debe utilizar criterios estandarizados para las revisiones, que se centran en el desempeño laboral para reducir la subjetividad.

Habla con RRHH

El departamento de recursos humanos está para manejar exactamente este tipo de situaciones, y debería ser tu primer objetivo. Si bien tu instinto podría ser hablar con un compañero de trabajo para ver si ha experimentado una situación similar, su tendencia puede ser estar de acuerdo contigo para, así, mostrarte su apoyo.

En estos casos, lo más aconsejable es acudir a una persona dentro de la empresa encargada de las relaciones con los empleados o un mentor de liderazgo. Están ahí para ayudate a gestionar la situación a través de los canales correctos.

Eso garantiza que tus inquietudes se investiguen y se aborden adecuadamente, de acuerdo con la política de la empresa.

Solicita opiniones de varias fuentes

Otra forma de eliminar el sesgo individual es buscar opiniones de múltiples fuentes sobre el trabajo de tu supervisor, no solo sobre cómo realiza su trabajo, sino también cómo trabaja con otras personas. El uso de herramientas concretas, diseñadas para revisar el trabajo de gerentes y trabajadores en todos los niveles, puede ayudar a reducir sustancialmente el sesgo en la retroalimentación del desempeño. Esto asegura que ningún individuo tenga una influencia desproporcionada sobre la una evaluación.

Las empresas pueden obtener una perspectiva mucho más amplia sobre cada individuo, y la retroalimentación descaradamente sesgada se puede identificar y remediar utilizando este tipo de herramientas.

Opina

Cuando se solicite tu opinión, especialmente si tu empresa utiliza alguna herramienta destinada a analizar el trabajo de los gerentes, dala. Usa tu voz para expresar inquietudes, alabar y brindar opiniones reales para tus compañeros de trabajo, líderes y subordinados. Es la única forma en que todos puedan mejorar. Establecer un buen ejemplo de retroalimentación imparcial puede ayudar a garantizar que todos experimenten el mismo proceso de revisión constante y justo.

Participa en la capacitación siempre que puedas

La capacitación en prejuicios inconscientes es esencial para todos en la empresa, no solo para aquellos que realizan las revisiones, sino también para aquellos que serán revisados. Es una de las mejores formas de garantizar un proceso más consistente y sin prejuicios.

Según diferentes informes, el 76% de los gerentes y el 72% de los empleados han recibido nueva capacitación en prejuicios o la recibirán durante este año. Al comprender qué buscar, no solo se puede identificar más fácilmente el sesgo cuando se experimenta, sino que también se puede ser más cauteloso y consciente de los propios sesgos cuando se opina sobre los demás.

 

 

Etiquetas EmpleoRRHHSesgo

Cargando noticia...